LOS LLEVAMOS EN ORACIÓN HERMANOS MEXICANOS

Posted on Actualizado enn

Sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien conforme a los propositos de nuestro Dios, es por eso que confiamos que el se glorificara en su país para salvación.

Estamos orando desde mi país El Salvador por protección y por salvación para ustedes queridos amigos y hermanos Mexicanos.

DIOS ESTA CON USTEDES, 

Anuncios

BOSQUEJO CORTO: UNA DECISIÓN DE LIBERTAD

Posted on Actualizado enn

TEXTO: DECISION DE LIBERTAD

TEXTO: HECHOS 8:17-23

Muchas personas hoy en día ya no están presas o esclavas en vicios o adulterios, ni pornografía, para muchas personas su esclavitud es el RENCOR Y LA AMARGURA.

Muchos cristianos estamos en la misma condición de Simón en la historia que hemos leído, pensamos que las bendiciones del Espíritu Santo de Dios las podemos obtener por dinero, por lo material, pensamos que vamos a agradar a Dios solo por el dinero que ofrendamos o por el servicio que damos en la iglesia, o por las cosas que hacemos.

Simón tenía un problema en su corazón, pues no era recto para con Dios, en su corazón había hiel de amargura y estaba en prisiones de maldad.

Hiel es algo amargo producido por el hígado, pero también simboliza el resentimiento o un sentimiento de inmensa pena.

Dios quiere hacernos libres del rencor y de la amargura que hay en nuestro corazón porque un corazón lleno de amargura y rencor es un corazón triste.

La palabra de Dios nos describe perfectamente el corazón de muchos cristianos que estamos como Simon en una cárcel de rencor y de amargura

  • Secos en nuestro interior (Proverbios 17:22)

 

  • Solamente uno mismo conoce la amargura que está viviendo (Proverbios 14:10)

 

  • Nuestra vida está llena de rencillas (Proverbios 10:12)

 

  • Nuestra boca no puede alabar sino solo quejarse (Job 10:1)

 

  • Contaminamos a otros y herimos a otros (Hebreos 12:15)

 

TENEMOS QUE COMPRENDER ALGO MUY IMPORTANTE

Nuestro Dios nos dios vida a nosotros que estábamos muertos en pecados por medio del perdón (Colosenses 2:13)

Pero la única forma de poder disfrutar de esa vida que Cristo nos ha dado, una vida de gozo, de paz, de amor, es que nosotros hagamos lo mismo que el hizo por nosotros (Efesios 4:32)

PARA SER LIBRES TENEMOS QUE TOMAR UNA DECISION: En nuestra vida tenemos dos puertas que puedes elegir  LA PUERTE DE LA MUERTE que es elegir seguir odiando, seguir con resentimiento, seguir con rencor en el corazón o elegir LA PUERTA DE LA VIDA, y esa puerta de la vida ES EL PERDON (Deuteronomio 30:15/Jeremias 21:8)  ESA PUERTA ES JESUS MISMO (JUAN 10:9)

FORTALEZA EN MEDIO DE LA DIFICULTAD

Posted on Actualizado enn

TEMA: FORTALEZA EN MEDIO DE LA DIFICULTAD

TEXTO: 1 SAMUEL 30:1-6

INTRODUCCION

FRASE: TODOS POSEEMOS SUFICIENTE FORTALEZA PARA SOPORTAR LA DESDICHA AJENA. Lo difícil es cuando tenemos que enfrentar nuestra propia desdicha, nuestro propio sufrimiento, nuestra propia dificultad.

 

FRASE: EN LAS PROFUNDIDADES DEL INVIERNO FINALMENTE APRENDÍ QUE EN MI INTERIOR HABITABA UN VERANO INVENCIBLE.  Dios nos permite comprender que en el tenemos la fortaleza para enfrentar cualquier situación de nuestra vida.

FRASE: LA FORTALEZA CRECE EN PROPORCIÓN A LA CARGA. Si tu dificultad es grande, asi será la fortaleza que Dios pondrá en tu vida para que la puedas enfrentar.

Vemos esta noche en el texto que hemos leído un momento muy crítico con en la vida de David cuando aún no era rey sobre Israel.

Veamos lo que David estaba sufriendo en ese momento:

  1. Ataque de sus enemigos (vs 1)

 

  1. Perdida (vs 2)

 

  1. Desconsuelo total (vs 3-4)

 

  1. Angustia (vs 6ª)

 

Posiblemente muchos de nosotros nos podemos sentir identificados con lo que David estaba sufriendo en ese momento de su vida, quizás esas cuatro cosas por las cuales David estaba pasando también las estamos sufriendo nosotros en nuestra propia vida.

Este fue un momento en el cual David tenía que tomar una decisión: Rendirse y darlo todo por perdido y seguir llorando y lamentándose o hacer lo que él hizo en ese momento de aflicción (vs 6b) Fortalecerse en Jehová su Dios.

En este momento de dificultad que posiblemente estás viviendo, en este momento de angustia y aflicción tienes que comprender algo muy importante que David seguramente también comprendió: NADA CAMBIARAS SOLAMENTE LAMENTÁNDOTE

Tenemos que tomar la decisión sabía que tomo David, tenemos que fortalecernos en nuestro Dios.

Pero comprendamos esta noche ¿Cómo podemos fortalecernos en Dios?

  1. LA FORTALEZA VIENE CUANDO ALEJAMOS NUESTROS PENSAMIENTOS DEL PROBLEMA Y MEDITAMOS EN LAS PROMESAS DEL SEÑOR (ISAIAS 26:3-4)

 

  • Toda montaña muy alta se ve pequeña cuando estamos lejos de ella, así cuando más cerca estemos del problemas lo veremos aún más grande de lo que realmente es.

 

  • Nos sentimos angustiados cuando pasamos todo el día meditando en el problema, en como haremos para enfrentarlo, en como haremos para resolverlo, estamos “metidos de cabeza en el problema” y por eso satanás hace que lo veamos gigante.

 

  • Cuando nuestros pensamientos están en la fidelidad de Dios, en el poder de Dios, en las promesas de Dios, nos daremos cuenta que Dios es más grande que nuestro problema, que en el siempre hay esperanza para nosotros.

 

  1. LA FORTALEZA VIENE CUANDO COMPRENDEMOS QUE DIOS SIEMPRE TIENE EL CONTROL Y TAMBIEN LA ULTIMA PALABRA (SALMOS 11:3-4)

 

  • Tenemos que estar confiados que pase lo que pase en nuestra vida el Señor siempre está en el trono, él es Rey, él tiene la última palabra, él tiene el control, todo sigue dependiendo de su voluntad.

 

  • Y la mayor fortaleza radica en que él que está en el trono es nuestro padre y nosotros podemos entrar libremente delante de su trono para encontrar socorro para nuestras dificultades (Hebreos 4:16)

 

  • LA FORTALEZA VIENE CUANDO RECONOCEMOS NUESTRA DEBILIDAD (2 CORINTIOS 12:9-10)

 

  • Normalmente en el mundo natural nadie quiere reconocer su debilidad o su falta de fortaleza o su incapacidad, pero tenemos que comprender que en el reino de Dios es lo contrario, reconocer nuestra debilidad nos permite experimentar la fortaleza de Dios en nuestra vida.

 

  • Solo cuando reconocemos que no tenemos fuerza es cuando podemos recibir la fortaleza de Dios en nosotros (Isaías 40:29-31)

LA VERDADERA LIBERTAD

Posted on Actualizado enn

TEMA: LA VERDADERA LIBERTAD

TEXTO: ISAIAS 61:1

Esta semana hemos celebrado en nuestros países centroamericanos y en México nuestra independencia, lo hemos celebrado a nivel de país, de nación, pero lastimosamente a nivel personal e individual millones de personas en nuestros países siguen siendo esclavos del pecado.

Para esa esclavitud espiritual no solo se necesita una declaración de independencia, sino una verdadera libertad, que no puede ser hecha por ningún hombre, sino solamente por nuestro Dios.

En el versículo que hemos leído para comenzar esta mañana vemos que nuestro Dios ha proclamado libertad a los cautivos y a los presos apertura de su cárcel.

Pero para que ese versículo sea realidad en nuestra vida tenemos que comprender en que consiste esa verdadera libertad que solamente nuestro Dios puede darnos y como la podemos obtener cada uno de nosotros.

Reflexionemos en lo que nos enseña la palabra de nuestro Dios sobre esa verdadera libertad:

  1. PRIMERAMENTE, TENEMOS QUE RECONOCER QUE LA LIBERTAD QUE OFRECE EL MUNDO ES UN ENGAÑO (2 PEDRO 2:19)

 

  • Toda la maquinaria publicitaria de satanás por medio de los engaños de las cosas atractivas del mundo hace creer a las personas que vivir en pecado es vivir en libertad, pero es totalmente lo contrario.

 

  • Satanás promete una vida de libertad, y hace creer a las personas que vivir una vida de libertinaje sexual, de vicios, de placeres desenfrenados es vivir libres, pero en realidad es volverse cada día más esclavos del pecado.

 

  • Y esa supuesta libertad que satanás promete es una vida lejos de Dios (Salmo 10:4)

 

  1. PERO TENEMOS QUE COMPRENDER QUE UNA VIDA LEJOS DE DIOS ES UNA VIDA DE ESCLAVITUD ESPIRITUAL

 

  • La falsa libertad del pecado se convierte en cadenas que esclavizan nuestra vida (Proverbios 5:22)

 

  • Esclavos de la amargura y la maldad que hay en sus corazones (Hechos 8:23)

 

  • Esclavos de la ley del pecado que está en nuestros miembros (Romanos 7:23)

 

  • Esclavos a la voluntad del diablo (2 Timoteo 2:26)
  • LA VERDADERA LIBERTAD UNICAMENTE SE LOGRA POR MEDIO DE JESUCRISTO (JUAN 8:34-36)

 

  • La proclamación de libertad de nuestro Dios para los cautivos y para los presos del pecado, de la amargura, de la condenación, de la maldad, solamente se hace realidad en la vida del ser humano por medio del hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo.

 

  • Él nos hizo comprender el engaño de satanás, nos hizo comprender que no éramos libres, sino que esclavos, por medio de su palabra que es la verdad (Juan 8:32)

 

  • Él nos liberto de la potestad de satanás pagando nuestro precio por medio de su sangre (Colosenses 1:13-14)

 

  • Pero lo maravilloso es que Dios no nos compró para que seamos esclavos sino para hacernos sus hijos (Romanos 8:15)

 

  1. EL SEÑOR SOLAMENTE NOS HACE ADVERTENCIAS PARA LA VERDADERA LIBERTAD QUE NOS HA DADO

 

  • Que nos mantengamos firmes en la libertad y no volvamos a la esclavitud (Gálatas 5:1)

 

Pues cuando habiendo sido hecho libres por el Señor volvemos atrás a nuestros pecados pasados, nuestro estado es peor que el primero (2 Pedro 2:20-21)

 

  • Que no usemos esa libertad para el pecado y hagamos tropezar a otros (1 Corintios 8:9)

 

 

NUESTRA NUEVA IDENTIDAD

Posted on Actualizado enn

TEMA: NUESTRA NUEVA IDENTIDAD

TEXTO:  ISAIAS 43:1-2

Cada uno de nosotros tenemos un nombre que nos identifica, eso es la identidad, nos permite diferenciarnos de los demás, pero en general todos los que vivimos en nuestro país El Salvador tenemos una identidad, somos salvadoreños, tenemos una forma de vivir, de hablar, de ser, diferente a los demás, y cada país tiene su identidad, Guatemaltecos, Hondureños, Mexicanos, Colombianos, Venezolanos, todos tenemos una identidad bien definida, que nos permite identificarnos entre nosotros y ser diferentes a los demás.

Pero ¿Cómo somos los salvadoreños? ¿Cuál es nuestra identidad que hemos heredado de generación en generación? Hace varios años atrás un poeta salvadoreño llamado Roque Dalton nos describió en su “Poema de Amor” y nos describe de la siguiente manera:

Los Salvadoreños:

Los eternos indocumentados

Los hacelotodo,

Los vendelotodo

Los comelotodo,

Los primeros en sacar el cuchillo,

Los tristes más tristes del mundo,

Mis compatriotas, mis hermanos….

Pero igualmente los salvadoreños tenemos fama de ser personas muy trabajadoras, muy esforzados, amigables, aunque lastimosamente debido a la delincuencia ahora el mundo nos conoce por ser uno de los países más violentos en todo el mundo.

Esa es la identidad que salvadoreños, guatemaltecos, mexicanos, colombianos, y la gran mayoría de países latinos tenemos por herencia, por cultura, por historia, etc. pero esta mañana vamos a reflexionar en la nueva identidad que ahora tenemos por medio de nuestro Dios, esa nueva identidad significa que:

  1. AHORA TENEMOS UN NOMBRE NUEVO (vs 1)

 

  • Ya no solamente somos salvadoreños, o guatemaltecos, o mexicanos, o colombianos, ahora nuestro Dios por medio de Jesucristo nos ha dado el mejor de los nombres: Hijos de Dios (1 Juan 3:1)

 

  • Por su amor, nosotros que antes éramos llamados de muchas formas que nos avergonzaban (borrachos, drogadictos, ladrones, irresponsables, amargados, ovejas negras, etc) ahora somos llamados hijos de Dios.

 

  • En el cielo tenemos un nuevo nombre que nadie conoce (Apocalipsis 2:17) tenemos una nueva identidad, dada por el amor y la gracia de nuestro Dios.

 

  1.  AHORA SOMOS NUEVAS CRIATURAS (2 CORINTIOS 5:16-17)

 

  • El Señor no solo nos ha dado un nuevo nombre, sino que nos ha hecho nuevas criaturas por medio de su poder.

 

  • Cuando recibimos a Cristo como Señor y salvador de nuestra vida, todas las cosas viejas de nuestra vida son pasado, ahora somos algo totalmente nuevo.

 

  • Para poder comprenderlo mejor nos podríamos comparar con un vehículo viejo, arruinado, con muchos desperfectos, y el Señor no solamente nos dio nueva pintura, sino que nos hizo un vehículo cero kilómetros, un vehículo totalmente nuevo, con nuevo motor en su interior, con el poder de nuestro Dios.

 

  • Antes de conocer a Cristo posiblemente éramos personas fracasadas, deprimidas, esclavos de vicios y adulterios, amargadas, infelices, pero ahora en Cristo somos totalmente nuevas criaturas, ya no somos fracasados, ya no somos esclavos, ya no somos infelices ni amargados.

 

  • No somos como muertos maquillados y arreglados, él nos ha dado vida (Efesios 2:1) puso su vida en nosotros.

 

  • ¡Ahora cada uno de nosotros podemos decir TODO LO PUEDO EN CRISTO!

 

  • AHORA SOMOS LINAJE ESCOGIDO (1 PEDRO 2.9)

 

  • Linaje: Ascendencia ilustre de una persona

 

  • Quizás muy pocos podrían decir que viene de una ascendencia ilustre, pero sean quienes sean nuestros padres, todos tenemos un linaje de pecado desde Adán, somos pecadores como nuestros padres, débiles, imperfectos.

 

  • Como lo dice la palabra lo vil, lo menospreciado, lo necio del mundo escogió Dios (1 Corintios 1:26-29)

 

  • Y ahora somos linaje escogido porque nos ha hecho reyes y sacerdotes para nuestro Dios (Apocalipsis 1:5-6)

 

  • Reyes porque somos hijos del Rey de Reyes y sacerdotes porque tenemos libre entrada y acceso por medio de Jesucristo al trono de la gracia de nuestro Dios.

 

AHORA CADA UNO DE NOSOTROS PUEDE DECIR: GRANDES COSAS HA HECHOS JEHOVA CON NOSOTROS (SALMO 126:3)

CINCO PROPÓSITOS DIVINOS EN NUESTRA AFLICCIÓN

Posted on Actualizado enn

TEMA: PROPOSITOS DIVINOS EN LA AFLICCION

TEXTO: JUAN 4:46-53

Según el diccionario se nos dice que un propósito es el fin o el objetivo que se pretende alcanzar, es decir que si decimos que nuestro Señor es un Dios de propósitos significa que él tiene un objetivo que quiere lograr con las distintas situaciones que el permite en nuestra vida-

Esta noche vamos a reflexionar en una historia muy preciosa por medio de la cual el apóstol Juan nos muestra la segunda señal, de las siete que encontramos en su evangelio, de la divinidad de nuestro Señor Jesucristo.

En esta historia de la sanidad realizada por nuestro Señor Jesucristo en el hijo de un noble, de un oficial del Rey, es decir de un hombre de rango elevado en la corte del rey Herodes, podemos encontrar algunos propósitos muy importantes que nuestro Señor Jesucristo quiere lograr en nuestra vida a través de nuestra aflicción.

  1. PRIMER PROPOSITO: HACERNOS VENIR A EL (VS 46-47 a)

 

  • El vs 46 comienza con un “Vino pues Jesús” pero ¿vendremos nosotros a él? Es una realidad que lastimosamente muchos somos indiferentes al Señor, nos olvidamos de él o llegamos a pensar que no lo necesitamos en nuestra vida.

 

  • ¿Sera que ese oficial del rey Herodes habría buscado a Jesús si su hijo no hubiera estado enfermo? Lo más seguro es que no, posiblemente ese hombre habría seguido siendo indiferente al Señor, pero la aflicción de tener a un hijo gravemente enfermo lo hizo venir a buscar a Jesús (Vs 47)

 

  • Tenemos que ser sabios y reconocer que Dios está con nosotros, pero él quiere que lo busquemos, tenemos que estar seguros de que uno de los propósitos principales de esa aflicción que hoy está afectando nuestra vida es que nosotros busquemos al Señor, pues como lo dice en el libro del profeta Amos: “Buscadme y viviréis”

 

  1. SEGUNDO PROPOSITO: DOBLEGAR NUESTRA SOBERBIA (VS47 b)

 

  • La palabra nos dice que el oficial del rey “Le rogo que descendiese y sanase a su hijo” y generalmente solo nos enfocamos en la acción de rogar, y decimos que ese hombre fue humilde cuando vino a Jesús, pero dejamos de lado la obra de Dios en él, es decir ¿Qué fue lo que hizo que ese hombre llegara a rogar a Jesús? ¡La aflicción de tener un hijo a punto de morir!

 

  • Seguramente ese hombre de alto rango en la corte del rey Herodes no estaba acostumbrado a rogar sino a ordenar y a mandar, posiblemente su corazón era soberbio o lleno de orgullo, pero por medio de la aflicción el Señor doblego su corazón, lo hizo ser humilde y rogar al Señor por la sanidad de su hijo.

 

  • En nuestra vida tenemos que saber que el Señor sabe cómo doblegar nuestra soberbia, como doblegar nuestro orgullo y nuestra vanidad, y cuando nos ha hablado por medio de su palabra y no hemos querido ser humildes a su voz, el Señor permite la aflicción, el Señor sabe cuál es la “tuerca más sensible” que tiene que apretar en nuestra vida para que humillemos nuestro corazón, pues él quiere ayudarnos, pero tenemos que saber que él no puede ayudarnos cuando nuestro corazón está lleno de soberbia pues el: Atiende al humilde y mira de lejos al altivo.
  • TERCER PROPOSITO: QUE CREAMOS EN EL (VS 48)

 

  • El Señor quiere que tengamos fe en él, y para que creamos en obra en nuestra vida señales y prodigios.

 

  • Dios permite la aflicción para obrar milagros en nuestra vida, para que podamos ver su gloria, para que podamos ver sus maravillas, y creamos en él.

 

  • Para que las personas que no son salvas lo reciban como Señor y salvador de su vida

 

  • Para que los que ya son salvos sean fortalecidos en su fe al ver que las maravillas de Dios son reales.

 

  • Tenemos que estar seguros de que EL TIEMPO DE LOS MILAGROS NO HA TERMINADO, el Señor sigue haciendo señales y prodigios para que las personas crean en él.

 

  1. CUARTO PROPOSITO: QUE APRENDAMOS A CREER Y A OBEDECER SU PALABRA (VS 49-50)

 

  • Podemos notar que el oficial del rey estaba acostumbrado a dar órdenes y que le obedecieran a él, vemos en el vs 49 que le llamo Señor, pero él quería que Jesús hiciera lo que él le decía, que fuera con él a su casa a sanar a su hijo.

 

  • Jesús no fue con él, sino que le dijo: Ve, tu hijo vive, ese hombre tenía que confiar en las palabras de Jesús y obedecer, tenía que hacer el viaje de regreso a su casa en Capernaun desde Cana, lo cual eran casi 30 Kms. es decir, dos días de camino.

 

  • Pero cuando llego a su casa se dio cuenta que su fe y su obediencia en la palabra del Señor habían dado fruto de bendición pues su hijo estaba sano (vs 51)

 

  • Cuantos de nosotros somos exactamente igual que el oficial del rey, pues le llamamos Señor, pero queremos que el obedezca lo que nosotros le decimos.

 

  • El Señor nos dice ve y cree, quizás nosotros digamos: Señor yo quería, pero Señor a mí me gustaría, Señor yo decía… pero Dios nos dice esta noche: CREE Y OBEDECE.

 

  • En las aflicciones de nuestra vida el Señor quiere que creamos en su palabra y le obedezcamos, que reconozcamos que la última palabra la tiene el en nuestra vida.

 

  1. QUINTO PROPOSITO: LA SALVACION DE NUESTRA FAMILIA (VS 52-53)

 

  • Ellos eran una familia que no habían creído en Jesús, pero por medio de la aflicción creyeron en el todos los de la casa del oficial del rey.

 

  • Posiblemente en tu familia hay varias personas que aún no han querido creer en Jesús, pero tenemos que orar para que por medio de la aflicción que Dios ha permitido que llegue a tu casa también llegue la salvación para cada uno de ellos.