BOSQUEJOS DE SERMONES PARA PASTORES Y CRISTIANOS



TEMA: OCHO PALABRAS DE VICTORIA

TEXTO: PROVERBIOS 21:31

INTRODUCCION

Esta mañana tomaremos cada una de las ocho letras de la palabra victoria y las aplicaremos en ocho palabras u ocho actitudes que todo cristiano debe tener en su vida para que la victoria de Cristo sea una realidad en el.

Veamos cuáles son esas ocho palabras de victoria

  1. PRIMER PALABRA : VALENTIA (2 SAMUEL 10:6-7) Para tener victoria tenemos que tener batallas, tendremos que enfrentar dificultades, la palabra Valentía significa: Determinación para enfrentarse a situaciones arriesgadas o difíciles, no es no tener miedo, no es no sentir preocupación, valentía es enfrentar los problemas, no huir de ellos, no volver atrás aunque las cosas se pongan difíciles.

 

  • Valentía para afrontar las consecuencias de nuestras decisiones
  • Valentía para decir No a la tentación
  • Valentía para reconocer nuestros errores y corregirlos
  • Valentia para ya no ser indiferentes a los problemas de nuestra familia.

 

  1. SEGUNDA PALABRA: INTEGRIDAD (Proverbios 10:9) Un persona íntegra puede ser definida en pocas palabras como alguien “Que trata de hacer siempre lo correcto” tenemos que tener claro algo cada uno de nosotros: Los cristianos no podemos triunfar en la vida siendo deshonestos, ni corruptos, ni fraudulentos, pues nuestro Dios es un Dios que ama la verdad y aborrece la mentira.

 

La palabra de Dios nos muestra que para los deshonestos y fraudulentos no habrá un buen final (Salmo 52:1-5)

 

  • Debemos ser íntegros en los negocios.
  • Debemos ser íntegros en nuestros empleos
  • Debemos ser íntegros en nuestros matrimonios.
  • Debemos ser íntegros en el trato a nuestra familia.

Como ser íntegros? Preguntándonos antes de actuar: ¿es correcto lo           que voy a hacer?

  • TERCER PALABRA: CONSTANCIA (1 Corintios 15:58) La constancia es la clave para el éxito, para triunfar en las cosas que emprendemos en la vida.

Constancia: Voluntad inquebrantable y continuada en la determinación de hacer una cosa

En el texto que hemos leído encontramos dos palabras muy importantes: Firmes y constantes. Muchas veces nuestras decisiones son firmes pero nos falta constancia para terminarlas, es decir estamos enfocados en lo que queremos lograr, pero muchas veces lo que nos falta es la constancia para no dejar a medias lo que comenzamos.

 

  • Constancia es no desanimarnos y abandonar lo que hacemos cuando las circunstancias no son fáciles.
  • Constancia es NO dejar lo que comenzamos sin terminar
  • Constancia es no dejar de avanzar aunque se camine despacio.

 

  1. CUARTA PALABRA: TOLERANCIA (COLOSENSES 3:12-13) Mucho de la victoria en este año 2017 en diferentes áreas de nuestra vida depende de la tolerancia que tengamos en nuestro corazón.

 

Tolerancia: Actitud de la persona que respeta las opiniones, ideas o actitudes de las demás personas aunque no coincidan con las propias.

 

  • Muchos matrimonios fracasan por falta de tolerancia
  • Muchos empleos se pierden por falta de tolerancia
  • Muchos pleitos que tenemos en nuestra vida son a causa de nuestra falta de tolerancia.

 

  1. QUITA PALABRA: OBEDIENCIA (JEREMIAS 42:6) La victoria del cristiano está garantizada cuando obedecemos la voz de Dios, cuando seguimos su camino y no el nuestro.

 

Obedecer la voz de Dios es la clave para que nos vaya bien en la vida y tengamos victoria (Deuteronomio 6:1-3)

 

  1. SEXTA PALABRA: RENDIRNOS (2 CRONICAS 20:12) En el mundo natural rendirse es sinónimo de derrota, pero en Cristo rendirnos significa comenzar nuestra victoria.

 

Cuando nos rendimos, es decir cuando reconocemos que no podemos es cuando el Señor viene para ayudarnos, para defendernos, para pelear por nosotros.

 

  • SEPTIMA PALABRA: INTELIGENCIA (JOB 28:28) Una vida victoriosa es aquella que se aparta de lo que lleva al fracaso.

 

  • Inteligencia para apartarse de amistades que destruyen
  • Inteligencia para dejar vicios que empobrecen y destruyen
  • Inteligencia para guardar el corazón
  • Inteligencia para aprovechar el tiempo de la juventud.
  • Inteligencia para apartarnos del pecado.

 

  • OCTAVA PALABRA: AMOR (PROVERBIOS 10:12) La palabra de Dios nos muestra que por medio del amor podemos vencer todos los obstáculos (1 Corintios 13:7)

 

  • Todo sufrimiento se supera por medio del amor
  • Toda esperanza se mantiene por medio del amor
  • Todo tiempo de espera se soporta por medio del amor
  • Toda enfermedad, toda dificultad se vence por medio del amor.

Ahora que conocemos las ocho palabras de nuestra victoria, no seamos solo oidores de la palabra sino hacedores de ella, pongamos en práctica cada palabra en nuestra vida para que este año 2017 sea un año de victoria con Cristo Jesús.


TEMA: BANDERA DE AMOR Y DE VICTORIA

TEXTO: EXODO 17:8-15

INTRODUCCION

Podemos ver que Moisés después de la batalla y la victoria que Dios les dio contra Amalec edifico un Altar y lo llamo “Jehová Nisi” que significa: Jehová es mi estandarte o Jehová es mi bandera.

Un estandarte es una bandera que usan los ejércitos en las batallas para designar liderazgo para dejar una marca en las zonas conquistadas.

En nuestra vida el Señor sigue siendo Jehová Nisi , sigue siendo nuestro estandarte y nuestra bandera para enfrentar las batallas de la vida.

  1. PRIMERAMENTE EL HA PUESTO SU BANDERA DE AMOR SOBRE NUESTRA VIDA (CANTARES 2:4)

Nuestro Dios nos ha conquistado con su amor, él es Jehová Nisi en nosotros porque nuestro corazón y nuestra vida ha sido conquistado por su amor y su misericordia.

Nos ha llevado a la casa del banquete que es su iglesia, y por medio de su palabra, por medio de su perdón, por medio de su misericordia y su gracia conquisto nuestra vida para él, ahora su bandera está en nuestro corazón, somos terreno conquistado por Dios por medio del amor.

Esta mañana Dios te hace una pregunta a ti que aún no te has dejado conquistar por el amor de nuestro Dios, a ti que aún no tienes la bandera del amor de Dios en tu corazón y en tu vida, y la pregunta es ¿Qué tienes que perder?

Quizás tu vida ya está destruida, en soledad, en amargura, quizás tus finanzas están quebradas, quizás tu matrimonio está a punto de romperse, ¿Por qué no te dejas conquistar por el Señor? ¿Por qué no te rindes ante el amor y la gracia del Señor esta mañana? NO TIENES NADA QUE PERDER Y TIENES MUCHO POR  GANAR!!

Posiblemente tu sientes que has hecho demasiadas cosas malas, que has ofendido demasiado a Dios con tu vida, que estas tan lejos de Dios que ya no hay oportunidad para ti, y esto me hace recordar una poesía muy linda escrita por un poeta y pastor salvadoreño llamado Alejandro Galeano, que se llamaba: Que lindo se ve el palo de jiote.

En esa poesía el pastor Alejandro cuenta la historia de un muchacho campesino que hizo algo muy malo en su cantón, y huyo, se fue lejos, porque pensó que nunca su familia le perdonaría su error.

Pasados muchos años el acepto a Jesús en su corazón, y sintió la necesidad de ser perdonado por su familia, por esto le escribió una carta a sus padres y les dijo: quiero pedirles perdón por lo que hice, si ustedes me perdonan y me permiten volver tal día voy a pasar en el tren que pasa por el pueblo y si me han perdonado que mi madre amarre un pañuelito blanco en el palo de jiote que esta en la entrada del pueblo, si cuando yo pase veo el pañuelo entenderé que me han perdonado y que puedo bajarme del tren, si no ponen nada, entenderé que no me perdonan y me iré para no volver nunca.

El día tan esperado llego, cuando el tren paso por el pueblo, no solo había un pañuelo amarrado, el palo de jiote estaba lleno de cientos de pañuelos blancos amarrados, que significaban que sus padres y sus queridos vecinos del cantón lo habían perdonado.

Esa historia es la historia de muchos de nosotros, quizás nunca creímos que pudiéramos recibir tanto perdón, pero el Señor puso su maravillosa bandera de amor sobre nuestra vida, nos ha perdonado, nos ha salvado, y nos ha limpiado.

  1. SU BANDERA TAMBIEN ES UNA BANDERA DE VICTORIA PARA NOSOTROS EN LAS BATALLAS DE LA VIDA (EXODO 15:17-18)

Si leemos con atención el texto nos daremos cuenta que Moisés le llamo Jehová Nisi no a un lugar sino a un ALTAR.

Esto nos recuerda a cada uno de nosotros que la batalla primeramente se pelea espiritualmente, pues el altar es un símbolo de adoración y de sacrificio.

Muchos cristianos tenemos el problema que siempre nos adelantamos, queremos salir a pelear la batalla sin antes haber pasado por el altar de Dios.

Queremos salir a enfrentar nuestros problemas en nuestra fuerza, queriendo intimidar a nuestros enemigos con nuestro carácter, con nuestra soberbia.

El altar Jehova Nisi nos recuerda que la primer batalla se libra en oración, sacrificando nuestra soberbia, sacrificando nuestra vanidad, sacrificando nuestro ego, para que la batalla no sea nuestra sino de nuestro Dios

Pues tenemos que recordar que la batalla no solo es a nivel terrenal, a nivel humano sino a nivel espiritual (Efesios 6:12)

 

  • SU BANDERA NOS RECUERDA QUE EL ES QUIEN NOS DA LA VICTORIA (ZACARIAS 4:2-6)

Así como el pueblo de Israel a pesar de estar rodeado de muchos pueblo que quisieran destruirlo porque recuerdan lo que significa su escudo que no es con fuerza ni con ejercito sino con su espíritu, asi el cristiano tiene que estar confiado que Satanás siempre mira sobre nosotros la bandera de nuestro Dios.

En cada batalla de nuestra vida nosotros tenemos que recordar lo que la bandera de Dios en nuestra vida nos recuerda

  1. Él es varon de guerra y no le huye a las batallas (Exodo 15:3) No tengamos miedo de ir a la batalla si nuestro Dios está con nosotros, él es varón de guerra, él tiene la estrategia de nuestra victoria.

 

  1. Es más poderoso el que está con nosotros que el que está en el mundo (1 Juan 4:4) No tengamos temor de enfrentar la batalla que nos toque enfrentar, siempre nuestro Dios es más grande y más fuerte que nuestros enemigos, solo tenemos que confiar.

 

  1. La victoria nos la da el Padre por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 corintios 15:57) Nuestra victoria esta en cristo, la bandera de Dios en nuestra vida es que Cristo esta en nosotros y si Cristo esta en nosotros su victoria esta en nosotros y por medio de el somos victoriosos!!

 

 

 

 

 

 

 

SE TE SALIO LO EGIPCIO


TEMA: SE TE SALIO LO EGIPCIO

TEXTO: HECHOS 7:20-24

INTRODUCCION

Muy poco sabemos de la vida de Moisés en Egipto pero Esteban antes de morir nos dio un luz de lo que los judíos sabían de la vida su vida antes de convertirse en su libertador.

Los versículos nos dicen que Moisés fue criado como un nieto de faraón rey de Egipto, que fue educado en toda la sabiduría de Egipto y que era poderoso, tanto en palabras como en obras.

Nos dice que Moisés quería ser el vengador de sus hermanos, quería liberar a su pueblo con sus propias manos, pero este no era el plan de Dios para su vida.

El Moisés de Egipto no le servía a Dios, el Moisés poderoso de Egipto no era útil para Dios, ese Moisés arrogante que quería ser reconocido como el libertador no era el que Dios quería utilizar.

Dios utilizaría al Moisés pastor de ovejas, al Moisés humilde o mejor dicho humillado, menospreciado, a ese Moisés quería usar el Señor (vs 35) ese Moisés fue el que fue llamado por Dios en el desierto, no lo llamo en le palacio de faraón, lo llamo en el desierto.

Pero en la palabra de Dios podemos encontrar momentos en la vida de Moisés en los cuales se le salió el Moisés de Egipto, momentos en los cuales se comportó como el Moisés poderoso en palabras y en obras de Egipto, y no como el Moisés humilde del desierto que el Señor llamo para usarlo para su gloria.

Veamos esos momentos en los cuales se le salió lo Egipcio a Moisés

  1. SE LE SALIO LO EGIPCIO CUANDO HABLO CON FARAON ANTES DE CELEBRAR LA PASCUA (EXODO 11:4-9)

Las primeras palabras que Moisés dijo hablo en nombre de Dios, diciéndoles que el haría morir a todo primogénito de Egipto, pero no moriría ningún primogénito de Israel.

Pero al final del discurso Moisés dijo: “Vendrán a mi todos estos tus siervos e inclinados delante de mi dirán vete, tú y todo el pueblo que está debajo de ti y después de esto yo saldré…”

Moisés volvió a sentirse el hombre libertador y poderoso en palabra y en obras delante del cual tenían que postrarse los hombres porque el libertaria al pueblo que estaba debajo de él.

A Moisés por un momento se le olvido que el pueblo de Egipto no tenía que postrarse delante de el sino del Rey de Reyes que es nuestro Dios.

A Moisés se le olvido que el pueblo no estaba debajo de su mano, sino que estaba bajo la mano del Señor.

El texto nos dice porque Moisés hablo de esa manera (vs 8) salió muy enojado, no controlar su enojo lo hizo hablar con soberbia, con altivez.

El Señor le hizo ver algo muy importante a Moisés (vs 9) Faraón no lo oirá porque las maravillas de Dios se tenían que multiplicar en la tierra de Egipo. Eran las maravillas de Dios las que se harían, no las de Moisés!!

Ahora apliquemos este texto en nuestra vida:

Se nos sale lo egipcio cuando nos dejamos llevar por la soberbia, cuando hablamos con arrogancia y altivez.

Cuántas veces hemos dicho o escuchado estas frases

  • El jefe es el, pero el que manda acá soy yo…
  • El Pastor es el, pero al que siguen los hermanos es a mi…se nos olvida que las cristianos no tienen que seguir pastores ni hermanos, los cristianos tenemos que seguir a Cristo.
  • Aquí yo mando y se hace como a mí me da la gana…
  • Acá te tengo en mi mano y si te quiero destruir te destruyo…
  • Acá en la oficina, acá en la iglesia, las cosas salen mal porque el jefe o porque el pastor no hace como yo digo…

Recordemos que las palabras arrogantes no agradan a Dios (1 Samuel 2:3) las personas no quieren oír lo que nosotros hemos hecho, las personas no quieren oír lo que nosotros podemos hacer, nosotros tenemos que hablar de lo que Dios puede hacer, del poder de nuestro Dios.

Querido hermano o hermana que no se nos salga lo egipcio, que no se nos salga la arrogancia, que el Señor no tenga que llevarnos al desierto para quitar la soberbia de nuestro corazón, recuérdate de Moisés, el Señor no podía usar al Moisés de Egipto, el Señor uso al Moisés del desierto.

Nosotros tenemos que ser instrumentos para su gloria, no utilizar la gloria como un instrumento para exaltarnos nosotros.

  1. SE LE SALIO LO EGIPCIO CUANDO DIOS LE MANDO A SACAR AGUA DE LA ROCA (NUMEROS 20:7-12)

Cuando el pueblo de Israel tuvo sed y se quejaron contra Dios, el Señor les mando que le hablaran a la Roca para que saliera agua de ella.

Pero nuevamente Moisés con enojo en lugar de hacer lo que Dios le dijo que hiciera golpeo la roca dos veces.

Moisés les dijo al pueblo: ¿Os hemos hacer salir agua de esta peña? Se le olvido a Moisés que no era él ni su hermano quien sacaría el agua de la roca sino el Señor, se le olvido a Moisés que él era un instrumento de Dios, no era Dios, se le olvido que Dios no quiso usar al Moisés poderoso en palabras y en obras de Egipto.

Ese pequeño error le salió muy caro a Moisés, pues por ello el Señor no le permitió entrar a la tierra prometida (vs 12)

Apliquemos este pasaje a nuestra vida:

¿Cuantas veces nos hemos atribuido para nosotros mismos  las cosas que Dios hace?

Cuántas veces hemos dicho o hemos hablado en nuestro corazón:

  • Acá en esta casa hay comida porque yo trabajo
  • Esta empresa si yo me fuera quebraría
  • Esta iglesia no sería nada si yo no estoy, este ministerio no funcionaría si no estoy yo.

QUE NO SE NOS OLVIDE: ROMANOS 8:31 EL QUE NO PUEDE FALTAR NUNCA ES NUESTRO DIOS!!

 

 

 

 

 

 

 


TEMA: NO SEAMOS COMO FARAON

TEXTO: EXODO 8:6-10

INTRODUCCION

Faraón es uno de los personajes Bíblicos del cual podemos tomar muchos ejemplos de lo que “no se debe hacer” y esta noche analizaremos en la palabra de Dios específicamente en los primeros capítulos del libro de Éxodo algunas actitudes de Faraón que nosotros como cristianos debemos evitar en nuestra vida.

Veamos cuáles son esas actitudes por las cuales el Señor esta noche nos dice a cada uno de nosotros: NO seas como Faraón:

  1. NO SEAS COMO FARAON QUE QUIZO PASAR UNA NOCHE MAS CON LAS RANAS (VS 8-10)

Las ranas estaban en todo Egipto, en las casas, en las cocinas, en las ollas, en las camas, y todos sabemos que las ranas no son bonitas sino que son muy desagradables y mucho más cuando nuestra casa está llena de ellas.

Cuando le preguntaron a Faraón cuando quería que oraran para que las ranas se fueran él dijo: Mañana! ¿pero quién quiere tener una noche más la casa llena de ranas?

Aunque parezca ilógico muchos cristianos cada año tomamos la misma actitud de Faraón, sabemos que lo que estamos haciendo nos está dañando a nosotros, a nuestra familia, a nuestro matrimonio, pero siempre decidimos hacerlo “solo una vez más” la famosa frase “esta será la última vez”, algunos ya estamos diciendo, hasta febrero llego con esto, y luego será marzo, y al final terminaremos el año igual de enredado y fracasado como el 2016.

Para decidir cambiar no es mañana, no es el otro mes, es ahora, es ahora decidir y pedir la ayuda a nuestro Dios para no caer.

  1. NO SEAS COMO FARAÓN QUE NO QUERIA QUE EL PUEBLO DE DIOS SE ALEJARA DE EGIPTO PARA ADORAR Y SERVIR A DIOS (EXODO 8:24-28)

En Egipto había moscas molestísimas que trajeron corrupción a la tierra, y Dios quería sacar a su pueblo de Egipto, pero Faraón no quería que se alejaran de Egipto, los quería tener en medio de las moscas, en medio de la corrupción (vs 28)

Primeramente tenemos que reflexionar cada uno de nosotros si no estaremos siendo los faraones de nuestra familia, que no queremos permitir que se involucren de lleno en las cosas de Dios, que no queremos que se comprometan con Dios porque no queremos dejar nuestra vida mundana.

Como no podemos ver las moscas molestísimas y la corrupción que hay en la vida mundana? El libertinaje sexual, las adicciones, las influencias de personas inmorales, ¿en ese estilo de vida queremos que nuestra familia permanezca? Porque no queremos que se alejen de Egipto?

También es importante que reconozcamos quien representa a faraón en nuestra vida o en nuestra familia, es decir quién es esa persona que no nos deja alejar de Egipto, quien es esa persona que quiere tenernos siempre viviendo en medio de la corrupción?

  • NO SEAS COMO FARAON QUE NO QUERIA DEJAR QUE LOS NIÑOS FUERAN A ADORAR A DIOS (EXODO 10:8-11)

Faraón estaba dispuesto a permitir que los adultos salieran de Egipto para adorar a Dios pero no quería dejar salir a los niños y las niñas, porque con eso estaba garantizando una generación de esclavos.

Nosotros como padres de familia no tenemos que ser como faraón, no tenemos que dejar a nuestros hijos cuando nosotros vamos a la iglesia a adorar a nuestro Dios, no cometamos el error de pensar que ellos no necesitan ir a la iglesia, esa es una artimaña de satanás.

Cuantos padres de familia van a las iglesias para adorar a Dios pero dejan a sus hijos en casa jugando play station, dejan a sus hijos haciendo tareas escolares o quehaceres del hogar, dejan a sus hijos jugando con sus amigos, y no nos queremos dar cuenta que estamos dejando nuestros hijos en las manos del enemigo.

Recuerda lo que dijo nuestro Señor Jesucristo: DEJAD A LOS NIÑOS VENID A MI Y NO SE LOS IMPIDAIS.

  1. NO SEAS COMO FARAON QUE ESPERO HASTA QUE EL SEÑOR TOCO SU CORAZON PARA OBEDECERLE (EXODO 9:13-14)

Las plagas que el Señor mando tocaron la tierra de Egipto, su ganado, sus habitantes, pero la última plaga fue directamente para el corazón de faraón: Murió su primogénito.

Al final faraón obedeció a Dios, se humillo ante el (Éxodo 12:29-31) al final de la décima plaga faraón hizo lo que Dios quería que hiciera, pero ¿Por qué tenía que esperar tanto? ¿Por qué obedeció hasta que paso por tanto sufrimiento y dolor?

La pregunta para cerrar esta noche es muy importante: nosotros ¿Cuánto esperaremos para humillarnos ante nuestro Dios?


ESTUDIO BIBLICO:EL CRISTIANO NO HA CAMBIADO DE IGLESIA NI DE RELIGION

TEXTO: MATEO 16:18

INTRODUCCION

Muchas veces decimos o escuchamos la frase: acepte al Señor, no le hablamos de cambiar de iglesia ni de cambiar de religión, pero en realidad no comprendemos lo que eso significa verdaderamente.

Algunas personas piensan y dicen: eso es una frase para convencerlo a uno de aceptar a Jesús, que no se tiene que cambiar de iglesia ni dejar su religión.

Pero es la realidad y cada uno de nosotros debemos de tener esto muy claro en nuestra vida cristiana: Cuando recibimos a Cristo en nuestro corazón no nos cambiamos de iglesia ni nos cambiamos de religión.

Pero ¿Por qué? Comprendamos verdaderamente este tema por medio de la palabra de nuestro Dios.

  1. UNA PERSONA QUE HA RECIBIDO A CRISTO NO SE HA CAMBIADO DE IGLESIA

Muchas veces tenemos la idea que el cristiano ha dejado de pertenecer a la iglesia tradicional o católica, y ahora pertenece a una iglesia evangélica que puede ser bautista, pentecostal, profética, asambleas de Dios, etc.

Primeramente, tenemos que comprender que la iglesia de Cristo es una sola (vs 18) nuestro Señor Jesucristo no vino a fundar iglesias, sino a edificar su iglesia, que está esta edificada sobre la roca que es Jesús mismo.

La iglesia es el cuerpo de Cristo (Efesios 1:22-23) El cuerpo de Cristo está formado por todos los creyentes desde pentecostés cuando fue derramado el Espíritu Santo, hasta el arrebatamiento de la iglesia.

El cuerpo de Cristo es decir la iglesia está formada por todas las personas que han creído en Cristo como su Señor y Salvador personal (1 Corintios 12:13-14)

Podemos decir entonces que una persona que ha recibido a Cristo como su Señor y salvador personal, no ha cambiado de iglesia, sino que se ha convertido en iglesia, esa persona es iglesia, es cuerpo de Cristo, forma parte de la “Eklesia” la congregación de los santos, o los llamados fuera.

Y podemos ver que dentro de la iglesia hay diferentes denominaciones, que la palabra de Dios les llama miembros, pero todos somos parte del mismo cuerpo (1 Corintios 12:14)

Desde el momento que una persona recibe a Cristo como su Señor y salvador ya no solo va al templo sino que se ha convertido en templo viviente del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19)

  1. UNA PERSONA QUE HA RECIBIDO A CRISTO NO HA CAMBIADO DE RELIGION.

Y es una gran verdad pues el cristianismo no es una religión mas, las personas que reciben al señor no han pasado a formar parte de una nueva religión, sino que han pasado a formar parte de una nueva familia (juan 1:12/ efesios 2:19-20)

  1. I) EN LAS RELIGIONES LAS PERSONAS QUIEREN GANARSE LA SALVACION POR SU FORMA DE VIVIR (ROMANOS 4:4)

Una persona religiosa por su forma de vivir, por sus obras, piensa que Dios tiene una deuda con ella, que se ha ganado la salvación, que Dios tiene que pagarle con salvación todo lo bueno que ha hecho en la vida.

La realidad es que Dios no tiene deuda con ningún hombre, Dios no le debe a nadie la salvación, pues no hay ninguna de nuestras obras son suficientes para ser salvos (romanos 3:10-12 y 20)

El cristiano sabe que la salvación es de Dios y que no hay forma de ganarla solo recibiéndola por fe (romanos 4:5)

  • RELIGION ES EL HOMBRE TRATANDO DE ACERCARSE A DIOS (DEUTERONOMIO 30:11-13)

La religión es un conjunto de ritos, tradiciones, buenas obras, sacramentos, para tratar de acercare a Dios, para tratar de llegar a Dios.

El cristianismo es cristo llevándonos a Dios por medio de su obra en la cruz del calvario (1 pedro 3:18)

  1. LA RELIGION NO OFRECE ESPERANZA VERDADERA DESPUES DE LA MUERTE, EL CRISTIANISMO SI (1 PEDRO 1:3-4)

Conoce usted alguna persona religiosa que tenga seguridad de su salvación? ¿Conoce usted una persona religiosa que tenga la seguridad de su destino eterno después de la muerte?

¿Ha visto la diferencia de los servicios fúnebres de un religioso y un cristiano verdadero? La diferencia es la esperanza que nos da Jesús, el cristiano tiene una esperanza verdadera, una esperanza viva por la resurrección de nuestro Señor Jesús.

No se trata de destino, no se trata de hacer oraciones, rezos, cultos o misas después de que alguien muere, se trata de tener en nuestro corazón la vida eterna, y esa vida eterna está solamente en Jesús ( Juan 6:47)

  1. IV) UN RELIGIOSO HACE LO QUE DICEN LOS HOMBRES (ISAIAS 29:13)

muchas de los ritos, sacramentos, obras, tradiciones, no están en la palabra de dios, son solamente ordenanzas de hombres, tradiciones de hombres.

un religioso hace lo que sus líderes le han dicho que haga, lo que su religión le ha dicho que tiene que hacer para ser salvo, para alcanzar el cielo.

un cristiano hace lo que la palabra de Dios dice que tenemos que hacer, lo que Dios ha dejado establecido en su palabra ( juan 6:28-29 / hechos 16:29-31)

 


TEMA: LA SEGURIDAD ETERNA DE LA SALVACIÓN

TEXTO: JUAN 10:27-28

INTRODUCCION

Esta noche vamos a estudiar la base Biblica de la seguridad eterna de nuestra salvación, es decir tener la seguridad que somos salvos y que esa salvación que hemos recibido del Padre celestial por medio de nuestra fe en Jesucristo no se puede perder.

Nuestra seguridad no depende de nuestra fidelidad a Dios, sino de la fidelidad de Dios pues sus palabras son verdaderas y no cambian (Juan 5:24) Si la salvación se pierde entonces significa que nuestro Dios es un mentiroso (Y no lo es) , pues el dijo en su palabra que cuando una persona cree en Cristo pasan tres cosas en su vida:

  • Tiene vida eterna.
  • No será condenado
  • Ha pasado de muerte a vida

Esas tres cosas no dependen de nuestra fidelidad, ni de nuestro comportamiento, ni de nuestros pecados, sino de la fidelidad de Dios, que siempre cumple lo que ha prometido en su palabra.

¿Puede un CRISTIANO perder la salvación? Entendamos lo que dice la Biblia sobre la salvación, para que un cristiano pierda la salvación y la vida eterna que Dios le dio tendrían que revertirse, el tendría que retractarse de lo que ha dicho y de lo que ha prometido:

  1. LA PALABRA DE DIOS DICE QUE LA VIDA QUE EL NOS HA DADO ES ETERNA (JUAN 10:28) Si la salvación se pierde significa que en realidad la vida que nos dio no era eterna pues terminaría en el momento que un cristiano comete un pecado o se aparta del camino de Dios.

 

  1. LA PALABRA DE DIOS DICE QUE UN CRISTIANO HA SIDO JUSTIFICADO (ROMANOS 5:1) La palabra justificado significa ser “Declarado justo” Para que un cristiano pueda perder su salvación Dios tendría que anular la justificación y retractarse de lo que Él declaró anteriormente. Justificar significa: declarar justos.

 

Él no es hombre para que mienta, si el nos ha declarado justos es verdadero, y no se arrepiente de haberlo declarado (Números 23:19)

 

  1. LA PALABRA DE DIOS DICE QUE NUESTRA SALVACIÓN ES UN DON DE DIOS QUE SE RECIBE POR LA FE (EFESIOS 2:8-9) Si la salvación se pierde Dios tiene que revocar, es decir dejar sin efecto el don que nos dio, tiene que dejar sin efecto el don de la gracia de Dios, pero su palabra dice que los dones de Dios son irrevocables (Romanos 11:29)

 

  1. LA PALABRA DE DIOS DICE QUE CRISTO NOS REDIMIO CON SU SANGRE (EFESIOS 1:7) Redención se refiere a una compra ya realizada, un precio que ya ha sido pagado. Para que un cristiano pueda perder la salvación, Dios tendría que anular su compra hecha con la sangre preciosa de Su Hijo, pero su palabra también nos dice que la redención es eterna (Hebreos 9:11-12)

REFLEXIONEMOS AHORA SOBRE LAS OBJECIONES QUE ALGUNOS CRISTIANOS TIENEN SOBRE LA DOCTRINA DE LA SEGURIDAD ETERNA DE LA SALVACION:

PRIMERA OBJECION: ¿Qué PASA CON AQUELLOS CRISTIANOS QUE PECAN CONTINUAMENTE? Primeramente comprendamos algo muy importante: Todos somos pecadores, el cristiano que dice es salvo porque no peca es un mentiroso, y el que enseña que para mantener la salvación no hay que pecar es un mentiroso  pues todos somos pecadores (1 Juan 1:8)

El problema es que muchas veces suponemos que esas personas son verdaderos “cristianos” porque se congregan en un iglesia o sirven en un ministerio, etc pero la Biblia declara que un verdadero cristiano ya no continuará practicando el pecado. (1 Juan 3:9)

SEGUNDA OBJECION: ¿Qué PASA CON AQUELLOS CRISTIANOS QUE SE APARTAN Y APOSTATAN DE LA FE EN CRISTO? El cristiano que verdaderamente ha creido en Cristo no vuelve atrás en su fe, no pierde la salvación, en realidad nunca la tuvo (1 Juan 2:19)

Nada puede separar a un verdadero cristiano del amor de Dios, (Romanos 8:38-39)

Nada puede arrebatar a un verdadero cristiano de la mano de Dios, (Juan 10:28.29)

¿QUE PASA CUANDO UN CRISTIANO PECA? El Espíritu Santo que mora en le le redarguye, le duele fallarle a Dios, solo tiene que confesar con sinceridad su pecado y la sangre de Cristo su hijo lo limpia inmediatamente (1 Juan 1:9)

NUESTRA SEGURIDAD RADICA QUE ESTAMOS EN LAS MANOS DE JESUS (JUAN 10:28)

Nube de etiquetas