BOSQUEJOS DE SERMONES PARA PASTORES Y CRISTIANOS


TEMA: GRANDES PELIGROS EN LA VIDA DE UN HIJO DE DIOS

TEXTO: EFESIOS 5:15

En este mundo y en nuestra sociedad hoy en día hay muchos peligros para nuestra vida: enfermedades, violencia, guerras, delincuencia, amenazas, extorsión, etc., etc., quizás la lista sería interminable, pero esta mañana vamos a reflexionar sobre aquellos peligros que son específicamente para la vida de los hijos de Dios.

Esos peligros que nos hacen andar como necios y no como sabios, haciendo lo que no agrada a Dios y por eso las consecuencias son duras en nuestra vida.

Pero esta mañana primeramente quisiera hablar sobre el mayor peligro en la vida de toda persona, el más grande peligro en la vida de aquellas personas que aún no se han decidido a entregarle su vida al Señor, que aún no han confesado a Cristo como salvador de sus vidas.

  1. EL MAYOR PELIGRO EN LA VIDA DE TODA PERSONA (JEREMIAS 8:20)

A este versículo se le llama el versículo más triste de toda la Biblia, pues nos hace reflexionar sobre cuantas oportunidades en la vida hemos desperdiciado para recibir la salvación de nuestro Dios.

Paso la siega, termino el verano, podríamos decir nosotros, paso la niñez, paso la juventud y hemos llegado a ser adultos o ancianos y aún seguimos sin ser salvos, seguimos sin haber aceptado a Cristo como nuestro salvador personal.

¿Qué más estamos esperando? Quizás no hemos reflexionado que mañana puede ser muy tarde, quizás no te has dado cuenta que puede ser que hoy sea tu ultimo día.

Nuestra vida es como la neblina, hoy estamos pero mañana ya no estaremos, y donde estará nuestra alma? (Santiago 4:13-14)

Ahora reflexionemos en cuales son los mayores peligros en la vida de los hijos de Dios, los mayores peligros en la vida de un cristiano:

  1. TRATAR SIEMPRE DE AGRADAR PRIMERO A LOS HOMBRES Y NO A NUESTRO DIOS (GALATAS 1:10)

Dios tiene que ser la primera prioridad en nuestra vida, cuando nosotros queremos quedar bien primero con las personas, quien quiera que estas sean, antes que con nuestro Dios, esto significa que esas personas o esa persona tiene el primer lugar en nuestra vida y no el Señor.

Al hablar de agradar ¿de qué estamos hablando? Agradar a Dios en nuestra vida tiene que ver directamente con una palabra: OBEDIENCIA. (Hechos 5:29)

Agradar a Dios significa obedecerle, es un gran peligro obedecer a los hombres antes que a nuestro Dios pues nos estamos robando a nosotros mismos las bendiciones que trae la obediencia a nuestra vida.

Nuestro Señor Jesucristo siempre puso a Dios primero aun antes que nuestros padres y nuestra familia (Lucas 9:59-60 / Lucas 10:37-38)

Y el mismo se puso como ejemplo de prioridades: Dios y su voluntad es primero (Marcos 3:31-35)

  • ENCAPRICHARNOS CON ALGO QUE NO ES LA VOLUNTAD DE DIOS PARA NUESTRA VIDA ( SALMO 81:8-12)

Un capricho espiritualmente hablando podríamos definirlo como un deseo egoísta, de hacer mi voluntad y no la de Dios.

Dios siempre está hablando de muchas formas a nuestra vida para hacernos conocer su voluntad como lo dice el vs 8,  Dios nos amonesta a cada uno de nosotros.

Amonestar significa: Advertir, prevenir, avisar a alguien de un error o falta antes de tomar una decisión negativa contra él mismo.

Es decir que el Señor antes de tener que disciplinarnos, antes de tener que castigarnos por no obedecerle siempre nos amonestara primero, siempre nos mostrara el camino correcto para que seamos obedientes y lo sigamos, el no nos obliga, el nos muestra el camino y nos amonesta para que lo sigamos.

El problema es que muchos de nosotros estamos tan encaprichados con algo que deseamos hacer o tener que desechamos la voz de Dios, no queremos oír sus amonestaciones, ni las de Dios, ni la de nuestros padres, ni la de nadie.(vs 11)

Es entonces que Dios nos deja que tomemos nuestras propias decisiones, nos deja que nos dejemos llevar por la dureza de nuestro corazón y que al final suframos las consecuencias de nuestra rebeldía contra Dios.

Cuando el pueblo de Israel estaba en el desierto tuvieron un capricho, ellos querían comer carne, no querían comer Mana, y se quejaron contra Dios (Números 11:18-20) Dios dijo que les daría carne hasta que “la aborrecieran” por haber menospreciado a Dios.

Exactamente cuándo menospreciamos la voluntad de Dios, llegamos a aborrecer la vida que estamos viviendo a causa de nuestro capricho y somos infelices.

  1. PENSAR QUE NUESTRO PECADO NUNCA SER DESCUBIERTO Y QUE NO TENDRA CONSECUENCIAS (GALATAS 6:7)

Este versículo nos dice algo que a muchos cristianos se nos olvida o simplemente no queremos reconocer: Dios no puede ser burlado!!

Es decir, no nos podemos burlar de Dios queriendo vivir como nos da la gana, en pecado, en vicios, en adulterios, en fornicación, sin que eso traiga consecuencias o que no salga a la luz nuestro pecado.

Aunque no lo queramos un día nuestros pecados nos alcanzaran, es decir las consecuencias llegaran (Números 32:23)

Aunque no los queramos un día nuestro pecado saldrá a la luz (Lucas 8:17)

Que tenemos que hacer entonces? Ya no sigamos jugando con la misericordia de Dios, si nuestro pecado no ha salido a la luz, si nuestro pecado aún no ha tenido consecuencias es porque Dios nos está dando tiempo para arrepentirnos (Romanos 2:4)

Pero si nuestro pecado ya salió a luz, si las consecuencias de nuestro pecado ya alcanzo nuestra vida, vengamos con humildad y pongámonos a cuenta con Dios (Isaías 1:18)


TEMA: ES TIEMPO DE HUMILLARNOS ANTE DIOS

TEXTO: 1 PEDRO 5:6

INTRODUCCION

HUMILLAR  tiene varios significados: Tener una actitud sumisa ante alguien, ser humilde, postrarse, etc., pero quizás la mejor definición que podemos tener es: ABATIR EL ORGULLO.

Quizás muchos de nosotros hemos andado últimamente caminando por la vida con mucho orgullo y soberbia en nuestro corazón, y ese orgullo nos hace desagradables a nuestro Dios (Salmo 138:6 / Proverbios 16:5)

Y tenemos que saber que esa soberbia, esa altivez en nuestra vida, la forma prepotente y arrogante con la que tratamos a nuestros prójimos y a nuestra familia, y también esa manera arrogante que tenemos para tratar con nuestro Dios traerá duras consecuencias a nuestra vida pues su palabra dice que el abatirá y humillara a todo soberbio y altivo (Job 40:11 / Isaías 2:11-12)

Por eso el Señor esta mañana a cada uno de nosotros nos dice: HOY ES TIEMPO DE HUMILLARSE ANTE DIOS, de quitar la soberbia y la altivez de nuestro corazón y humillarnos voluntariamente ante nuestro Dios.

Es decir que hoy podemos usar el salvavidas llamado humildad, para que Dios tenga misericordia de nosotros.

Esta mañana reflexionaremos sobre la vida de dos reyes de Israel, que fueron soberbios y altivos, que vivieron una vida llena de pecado y maldad: Acab y Manases, pero tomaron la mejor decisión: Se humillaron ante Dios y salvaron su vida.

  1. REFLEXIONEMOS EN LA VIDA DE ACAB Y COMO SE HUMILLO ANTE NUESTRO DIOS (1 REYES 21:21-26)

Uno de los reyes más malvados de la historia de Israel es el rey Acab, un rey idolatra, un rey que aparto su corazón y motivo también al pueblo para apartarse de Dios.

Pero tenemos que notar que esa maldad, que ese corazón apartado de Dios, que esa soberbia, que esa idolatría no pasó inadvertida de los ojos de nuestro Dios, sino que por medio del profeta Elías le dio un mensaje o mejor dicho una advertencia directa e impactante (vs 21-24)  pues era tanto su pecado que había motivado la ira del señor sobre su vida.

APLICACIÓN PERSONAL: a algunos cristianos Dios podría decirnos: te tengo en la mira, o cambias o dejas de hacer lo que no me agrada, o te vuelves de tus malos caminos o yo te voy a hacer cambiar, y como lo dice la alabanza: “en el proceso te voy a hacer llorar…”

Acab caminaba directo al sufrimiento, directo a la destrucción, pero Acab fue sabio, hizo uso de un salvavidas, hizo uso de un recurso que marcaría la diferencia en su vida entre maldición y bendición, entre ira y misericordia, entre castigo y perdón, y ese salvavidas se llama humildad, se llama humillación. (vs 27-28)

la humildad fue verdaderamente el salvavidas de Acab, pues Dios decidió perdonarle la vida, decidió olvidar sus pecados pasados y darle una nueva oportunidad, (vs 29)

  • PODEMOS DECIR QUE HUMILLARSE ANTE DIOS ES DE SABIOS (VS 27)

De Acab podemos decir muchas cosas malas: idolatra, perverso, pecador, rebelde, pero no podemos negar que fue mucho más inteligente que muchos cristianos.

Acab oyó la palabra de jehová, del juicio que vendría sobre el por su comportamiento, y por la palabra decidió cambiar, por la palabra se arrepintió, por la palabra se humillo.

Pero, cuantos cristianos escuchamos sermón tras sermón, consejo tras consejo, reprensión tras reprensión pero no queremos cambiar, no nos arrepentimos de nuestro camino, no reconocemos que estamos equivocados, hoy Dios nos llama a ser sabios, hoy es tiempo de humillarnos ante nuestro Dios.

  1. REFLEXIONEMOS AHORA EN LA VIDA DEL REY MANASES (2 CRÓNICAS 33:9-13)

Otro rey malvado en la historia del reino de Juda fue manases, siempre que se habla de Acab o de Manases se dicen que hicieron pecar a sus pueblos.

Manases no escucho la palabra de Dios, la desecho, fue puesto en angustias, fue llevado cautivo, pero cuando humillo su corazón al Señor, Dios tubo de el misericordia.

  • NUNCA ES TARDE PARA HUMILLARSE, PARA VOLVERSE A DIOS Y PEDIR PERDÓN, todos podemos recibir delante de Dios otra oportunidad, siempre y cuando seamos humildes para reconocer nuestro error.

III) AHORA PARA TERMINAR REFLEXIONEMOS EN COMO TERMINO LA VIDA DE UN REY QUE NO QUISO HUMILLARSE ANTE DIOS (2 CRONICAS 33:21-24)

Amón fue un hijo de Manases, fue igual o más malvado que su padre, pero nunca quiso humillarse ante Dios y volverse de sus malos caminos.

Amón desperdicio el salvavidas de Dios, NO QUIZO HUMILLARSE Y MURIO.

REFLEXION FINAL: De todos los reyes que hemos meditado esta mañana en la palabra de Dios, todos eran seguramente más pecadores y malos que nosotros, pero humillarse ante Dios salvo la vida de dos de ellos, no importa que tan malos sean hoy nuestros caminos, humillémonos hoy ante Dios, reconozcamos nuestros pecados y el oirá nuestra oración y traerá bendición sobre nuestra vida (2 CRONICAS 7:14)


TEMA: CINCO PALABRAS PARA PADRES E HIJOS

TEXTO: 1 TESALONICENSES 5:12-14

INTRODUCCION

Esta tarde tomaremos cinco palabras que el Señor nos da directamente para que las apliquemos a nuestra vida familiar, en nuestra relación de padres e hijos para que podemos tener bendición de parte de nuestro Dios.

La primera palabra que esta tarde Dios tiene ve para nuestros hijos e hijas

  1. PRIMER PALABRA: RECONOCE EL ESFUERZO DE TUS PADRES (VS 12)

Reconocer = Demostrar gratitud por algún beneficio o favor. El versículo nos dice que debemos reconocer a los que trabajan, y quien más ha trabajado en favor de tu vida que tus padres o las personas que Dios ha usado para sacarte adelante en la vida, sean tus abuelos, tíos, etc

RECONOCER SIGNIFICA : Dar gracias, honrarlos con tu vida y tu testimonio, no olvidarte de ellos cuando te vayas de casa, no abandonarlos en la vejez (Proverbios 23:22) quizás en la vejez ya no puedan ayudarte, ahora nos toca a nosotros reconocer con esfuerzo y amor lo que ellos hicieron por nosotros.

  1. SEGUNDA PALABRA ES PARA LOS PADRES: AMONESTAR A LOS OCIOSOS (1 TESALONICENSES 5:14)

AMONESTAR: Advertencia o llamada de atención sobre un error o falta.

Amonestar es más que un consejo, es advertir de las consecuencias que puede traer a la vida de una persona sus malas decisiones.

Los ociosos están desperdiciando sus vidas, y nosotros como padres tenemos que amonestarlos siempre para que no sigan en la vida de ocio, pues la misma palabra de Dios nos dice que el que no quiera trabajar que no coma (2 Tesalonicenses 3:10-11)

  • TERCER PALABRA PARA LOS PADRES: ALENTAR A LOS DE POCO ANIMO (1 TESALONICENSES 5:14)

Muchos Jóvenes hoy en día están viviendo sin sueños ni metas, quizás por los escases económica de sus padres, o por los problemas que tienen en sus hogares, pero nosotros debemos alentarlos a creer que con el apoyo de Dios todo es posible (Marcos 19:26)

  1. CUARTA PALABRA PARA LOS PADRES: SOSTENER A LOS DEBILES (1 TESALONICENSES 5:14)

La palabra en el original de sostener significa: agarrar fuertemente, es decir que como padres debemos hacer todo lo posible para que nuestros hijos no caigan.

Que no caigan en cualquier cosa que puede dañar sus vidas: vicios, malas amistades, noviazgos, fornicación, pornografía, etc.

Nuestros hijos por su inexperiencia, por la curiosidad, por lo atrayente del mundo y del pecado pueden ser presas fáciles, pero para eso estamos nosotros sus padres para sostenerlos, para agarrarlos fuertemente no en nuestra fuerza sino en la de Dios!!

  1. QUINTA PALABRA PARA LOS PADRES: SED PACIENTES PARA CON TODOS (1 TESALONICENSES 5:14)

Cada uno de nosotros sabemos que nuestros hijos no son iguales, todos son diferentes, todos tienen su carácter, su forma de ser, algunos son sumisos, otros son rebeldes, aventureros, independientes, y el señor nos manda que debemos ser pacientes no solo con los que se portan bien, o no dan muchos problemas, sino con todos, aun con los más rebeldes.

Dios esta tarde nos dice: recuerda la paciencia que te he tenido a ti (2 Pedro 3:9)

Un día Dios cambiara con su poder a ese hijo que hoy es de dolor en un hijo de bendición, no desmayes (Génesis 35:17-18)


TEMA: ESTUDIO BIBLICO 1 CARTA DE JUAN CAPITULO 4: COMPRENDIENDO EL AMOR DE DIOS

TEXTO: 1 JUAN 4:7-10

Sobre el tema del amor se escriben innumerables canciones, poemas, libros, guiones de películas, etc., pero el apóstol Juan en 4 versículos resume el amor más grande que puede existir, el amor de nuestro Dios hacia el hombre pecador.

En estos textos podemos encontrar que Dios es amor y ese amor se muestra para nosotros en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para morir por los pecadores.

Es decir que no podemos separar el amor de Dios de la cruz de Cristo, cada vez que pensamos en el amor de Dios hacia nosotros debemos pensar en su hijo crucificado por amor a cada uno de nosotros.

Así como para entender la vida de los microorganismos necesitamos un microscopio y para comprender las grandezas del universo necesitamos un telescopio, para comprender el amor de nuestro Dios necesitamos verlo a través del sacrificio de Cristo en la cruz.

Por medio de ese sacrificio en la cruz podemos comprender que el amor de Dios es:

  1. UN AMOR INCONDICIONAL (TITO 3:3-5)

Nuestro Dios nos salmo por un acto de amor  por medio de su misericordia y de su gracia, sin nosotros merecerlo y sin tener nosotros absolutamente nada que pudiéramos hacer para salvarnos por nuestros medios, él nos salvó sin condiciones.

MISERICORDIA: No darnos lo que nuestros pecados merecían: La condenación

GRACIA: Darnos lo que no merecíamos: la salvación.

  1. UN AMOR QUE NOS LIBRA DE LA IRA DE DIOS (1 JUAN 4:10)

Propiciación significa: Quitar la ira por medio de un acto justo, y también quitar la ira por medio de la satisfacción de la justicia que se ha violado.

La ira de Dios tiene que ser derramada sobre el pecador (Colosenses 3:5-7) la única forma de quitar la ira de Dios es por medio de un acto de propiciación.

En el antiguo pacto la propiciación era hecha por medio de la sangre de animales que era derramada en le propiciatorio (Levítico 16:14-15)

Cristo es la propiciación por los pecados de todos los seres humanos (1 Juan 2:2), la ira de Dios fue derramada sobre él.

Cuando una persona recibe a Cristo como Señor y Salvador de su vida la ira de Dios es apartada de su vida por la propiciación hecha por nuestro Señor en la cruz, toda persona que rechaza la salvación por medio de Jesucristo la ira de Dios permanece sobre ella (Juan 3:36)

  • ES UN AMOR QUE NOS DA REDENCION (ISAIAS 62:12)

Redimir significa pagar el precio del rescate, nosotros éramos esclavos del pecado y nadie podía pagar nuestro precio para darnos libertad, solo Cristo Jesús por medio de su amor.

  • Él se dio a sí mismo en pago (Gálatas 1:3-4)

 

  • Pago por medio de su sangre (Efesios 1:7 / 1 pedro 1:18-20)

 

  • Nos ha dado libertad del pecado (Gálatas 5:1)

Nuestro Dios en su amor y su misericordia llego en busca de nosotros, asi como llegaban los hacendados a comprar esclavos para su hacienda en el mercado de esclavos, el Señor vino a este mundo lleno de esclavos en busca de nosotros.

AGORAZO = comprar en el mercado de esclavos (1 corintios 6:20)

EXAGORAZO= nos sacó de ese mercado, nos sacó de la vida de pecado (colosenses 1:13)

LUTROO = nos sacó para darnos libertad (romanos 8:15)

  1. ES UN AMOR QUE NOS DA PERDON (COLOSENSES 1:14)

Uno de los temores más grandes del ser humano es el provocado por la culpabilidad (Génesis 3:9-10 / Proverbios 28:1) el temor al castigo, el temor a las consecuencias de nuestros pecados.

Es por eso que el perfecto amor de Dios hecha fuera el temor (1 Juan 4:18) Dios nos da su perdón por medio de la sangre de Cristo derramada en la cruz del calvario.

Con su amor perfecto él nos ha perdonado y nunca más se acordara de nuestros pecados e iniquidades (Hebreos 8:12)

 


TEMA: ESTUDIO PRIMERA DE JUAN CAPITULO 3: NUESTRA NUEVA IDENTIDAD

TEXTO: 1 JUAN 3:1-11

INTRODUCCION

En el capítulo tres de la primera carta de Juan el apóstol nos recuerda cual es nuestra nueva identidad en Cristo, ya no somos lo que eramos antes, sino que desde el momento que recibimos a Cristo como Señor y salvador de nuestra vida él nos dio una nueva identidad.

Primeramente veamos cómo era nuestra identidad antes de conocer a Cristo como nuestro salvador:

  1. IDOLATRAS: (Gálatas 4:8)

 

  1. MUERTOS (Efesios 2:1)

 

  1. TINIEBLAS (Efesios 5:8)

 

  1. EXTRAÑOS Y ENEMIGOS (Colosenses 1:21)

 

  1. LLENOS DE MALDAD (Tito 3:3)

Pero veamos que nos dice la palabra de Dios en la primera carta de Juan capitulo 3, cual es nuestra identidad a partir del momento que recibimos a Cristo:

  1. AHORA SOMOS HIJOS DE DIOS POR EL AMOR DEL PADRE HACIA NOSOTROS (1 JUAN 3:1)

Nuestra nueva identidad es que somos Hijos de Dios, pero el versículo nos lo deja muy claro, no por nuestros méritos, no porque hayamos hecho algo especial, o por ser buenos, sino porque el padre nos amo y mando a su hijo para morir por nosotros en la cruz (Juan 3:16)

El mundo no nos conoce o no cree que seamos hijos de Dios, pues muchas personas en el mundo rechazan a Cristo, rechazan su amor, rechazan su plan de salvación, nosotros somos hijos de Dios porque hemos recibido el amor de Dios por medio de Cristo (Juan 1:11-12)

Y si somos hijos también somos herederos de Dios de la gloria celestial que el tiene preparada para sus hijos (Romanos 8:16-18)

  1. SOMOS HIJOS DE DIOS PERO AUN ESTAMOS EN EL PROCESO DE TRANSFORMACION Y RESTAURACIÓN (1 JUAN 3:2)

Aun no somos lo que vamos a llegar a ser, pero cada día el Señor nos va transformando, cada día el Señor va trabajando en nuestra vida.

Tenemos que comprender que aunque somos hijos de Dios aun somos imperfectos, débiles y propensos a pecar, pues nuestra vieja naturaleza aún está en nosotros.(Romanos 7:21-25)

Cuando el Señor se manifieste en su venida entonces si seremos transformados totalmente, seremos glorificados y el pecado ya no tendrá cabida en nuestra vida (1 Corintios 15:51-53 / Filipenses 3:20-21)

  • SOMOS HIJOS DE DIOS Y NO PODEMOS VIVIR EN PECADO (1 JUAN 3:4-8)

Estos textos son un poco difíciles de comprender pues todos somos pecadores y cometemos pecados a cada momento, pero la clave para comprenderlos está en el vs 9: Los hijos de Dios no practican el pecado.

Una cosa es pecar y otra cosa es practicar el pecado o vivir en el pecado, los hijos de Dios no podemos vivir en pecado porque tenemos una nueva naturaleza en nosotros, una naturaleza de Dios, que no nos permite acomodarnos a vivir en pecado, sino que nos impulsa a levantarnos y buscar a nuestro Dios con arrepentimiento como lo vemos en la historia del hijo prodigo (Lucas 15:14-18)

Si una persona que dice ser cristiana está viviendo en pecado y no hay arrepentimiento en su corazón puede ser por dos causas:

  1. Ha contristado al Espíritu Santo que mora en el (Efesios 4:30)
  •  No es un verdadero hijo de Dios (Mateo 7:21-23)
  1. SOMOS HIJOS DE DIOS Y TENEMOS QUE AMAR A NUESTROS HERMANOS (1 JUAN 3:10-15)

La identidad del verdadero cristiano es el amor, y primeramente amor por nuestros hermanos, recordemos lo que dice la oración que Jesús nos enseñó: Padre nuestro, no padre mío, sino padre nuestro, para que nos recordemos que tenemos hermanos que son hijos de Dios también y tenemos que amarlos.

Pero tenemos que saber que amar a nuestros hermanos no es de palabras, no es solamente decir Dios le bendiga, sino ayudar en su necesidad (vs 17-18)


TEMA: NOS ES NECESARIO PASAR LA PRUEBA

TEXTO: SANTIAGO 1:12

INTRODUCCIÓN

Las pruebas que Dios permite que vengan a nosotros también son utilizadas por satanás para que se conviertan en tentaciones en contra de nuestra vida, es por eso que el versículo que hemos leído esta mañana para comenzar nos habla de las dos cosas: Tentación y prueba.

Cuando Dios permite que vengan a nuestra vida estas pruebas, es porque el tiene un propósito para hacerlo, pues cada prueba es un proceso de enseñanza y de aprendizaje para nuestra vida, pero satanás cuando estamos pasando por este proceso vendrá a tentarnos, a incitarnos para que abandonemos la prueba, que busquemos una salida humana, que hagamos las cosas a nuestra manera sin tomar en cuenta a Dios, que huyamos del problema, que busquemos una salida facil, que busquemos una salida de emergencia para librarnos de la prueba que Dios a permitido en nosotros.

Satanás en los tiempos de prueba siempre vendrá para que tomemos decisiones arrebatadas,: emigrar a otro país, abandonar el hogar, renunciar al trabajo, aceptar propuestas sexuales a cambio de dinero, aceptar realizar negocios ilicitos, etc

Pero en la palabra de Dios nunca encontraremos un versículo que nos diga que tenemos que huir o evitar la prueba, sino que más bien se nos dice que debemos pasar por ella, debemos aceptar con fe los procesos de Dios en nuestra vida:

  1. Atravezaremos el valle de sombra de muerte (Salmo 23:4)
  1. Atravezaremos el valle de lágrimas (Salmo 84:6)
  1. Tenemos que pasar por las aguas y por el fuego (Isaías 43:2)

Es necesario que pasemos por la prueba para que sea sometida a prueba nuestra fe (1 Pedro 1:6-7)

Pero ¿Cuál es el propósito o el objetivo de nuestro Dios al hacernos pasar por las pruebas de la vida? (1 Pedro 5:10) tenemos que atravesar la prueba porque nuestro Dios tiene cuatro propósitos de bendición para nuestra vida:

I) LA PRUEBA NOS PERFECCIONA : La palabra original que el apóstol Pedro utilizo es la palabra griega “Katartisei” y su mejor traducción sería: Ajustar las piezas en su posición correcta, ordenarlas.

Por medio de la prueba el Señor nos ayuda a que pongamos en orden nuestra vida, que todas aquellas piezas que están sueltas sean puestas nuevamente en el lugar que les corresponde, ya sea nuestras prioridades, nuestros sentimientos, nuestras relaciones, nuestro testimonio, etc  

El comenzó la buena obra en nosotros y la terminará (Filipenses 1:6)

II) LA PRUEBA NOS AFIRMA: La palabra original que el apóstol Pedro usó es la palabra griega “sterixei” que puede ser traducido como: Firmemente plantado.

La prueba hace que las raíces de nuestra vida se profundicen más en Cristo y en sus palabras, nunca será igual nuestra vida cuando salimos al final de la prueba, pues al final de la prueba, cuando hemos superado la dificultad, podemos afirmar que la palabra es verdadera, que sus promesas son reales, que su misericordia nos sostiene.

La prueba nos afirma porque nos permite experimentar en nuestra vida el poder de nuestro Dios (Job 42:5)

III) LA PRUEBA NOS FORTALECE: La palabra original que el apóstol Pedro usa es la palabra griega “Sthenosei” es la única vez que se usa esta palabra en el nuevo testamento, y significa; Fortaleza.

Superar la prueba nos fortalece: En nuestra fe, en nuestra confianza en Dios, en nuestra valentía, nos permite enfrentar problemas aún más grandes con la seguridad que antes de enfrentarnos a un goliat nosotros ya hemos vencido osos y leones (1 Samuel 17:32-36)

La fortaleza que nos da la prueba nos hace personas que pueden alentar y consolar a otros que están pasando por una prueba que nosotros ya superamos por medio del poder de nuestro Dios (2 Corintios 1:3-4)

IV) LA PRUEBA NOS ESTABLECE: la palabra original que el apóstol Pedro usa es la palabra griega “Themeliosei” que significa poner el fundamento.

Cuando pasamos la prueba podemos decir con toda seguridad en nuestra vida como lo dijo el apóstol Pablo: (2 Timoteo 1:12) Yo se a quien he creido!!!

Al salir de la prueba nos damos cuenta que hemos creído y hemos puesto nuestra vida en un Dios todopoderoso en un Dios que da vida, en un Dios que sana, en un Dios que liberta, en un Dios hace maravillas.


TEMA: PACIENCIA, CONTENTAMIENTO Y CONFIANZA

TEXTO: ROMANOS 8:24-25
Esta mañana reflexionaremos sobre tres actitudes que como cristianos debemos desarrollar para vivir una vida más llena de paz y de gozo cualquiera que sean las situaciones que nos encontremos viviendo.

  1. I) NECESITAMOS PACIENCIA PARA ESPERAR CON FE EN EL “YA PERO TODAVIA NO” DE DIOS (VS 24-25)

El ya pero todavia no es una frase principalmente escatologica utilizada para expresar como el Reino de Dios está ya entre nosotros, pero todavía no se ha manifestado visiblemente, igualmente se manifiesta en el hecho que ya somos salvos pero aún no podemos experimentar  esa salvación, hasta el dia que muramos o Cristo venga por nosotros.

Pero igualmente podemos tomar el “ya pero todavía no” como lo dicen los versículos que hemos leído: para esperar con paciencia las cosas que aún no se ven.

Hay cosas que nuestra vida que Dios ya nos las dio, que las hemos pedido y las hemos creído pero todavía no las hemos recibido, aunque para nosotros son una realidad.

El cristiano tiene que vivir por fe no por vista (2 Corintios 5:7)

El cristiano tiene que tener paciencia y esperar lo que por la fe Dios ya nos dio, pues él llama las cosas que no son como si fuesen (Romanos 4:17)

Tenemos que tener fe que Dios ya nos dio la sanidad que le estamos pidiendo, que el ya nos dio el trabajo, que él ya nos dio ese hijo que tanto anhelamos, que el ya nos dio la cancelación de esas deudas que nos tienen agobiados, que el ya nos dio esa casa que tanto le hemos pedido, debemos tener fe que él YA lo dio, pero TODAVÍA no lo vemos.

Pero tenemos que tener paciencia para recibir esas  bendiciones en nuestra vida, que son reales pero aún nos las vemos, por eso las esperamos con gozo.

  1. II) TENEMOS QUE TENER CONTENTAMIENTO PARA  “EL AQUÍ Y EL AHORA” DE NUESTRA VIDA (FILIPENSES 4:10-12)

El aquí y el ahora representa nuestra realidad actual, reconocer y aceptar que quizás quisiéramos estar en otras condiciones o en otro lugar, pero tenemos que aprender como dice el apóstol Pablo a tener contentamiento cualquiera que sea nuestra situación.

Muchas personas viven frustradas y hasta deprimidas por estar AQUÍ, y este aquí puede ser un país, un trabajo, una casa, el hospital, la cárcel, etc. (Ilustración EL PACIENTE DE LA VENTANA)  http://renuevo.com/el-paciente-de-la-ventana.html

Otras muchas personas viven deprimidas y amargadas por el AHORA, pues viven anhelando el ayer, el dinero que tuvieron, la posición que tuvieron, las propiedades que tuvieron, los puestos laborales que tuvieron, la familia que tuvieron, los hijos que tuvieron.

Como Cristianos debemos aprender a tener contentamiento y adorar a nuestro Dios en nuestro aquí y en nuestro ahora, tal como lo decidió el profeta Habacuc (Habacuc 3:17-19)

III) TENEMOS QUE TENER CONFIANZA PARA NO VIVIR AFANADOS POR EL DIA DE MAÑANA (MATEO 6:31-34)

Tenemos que tener la confianza en las promesas de Dios, el ha prometido que nada nos faltara (Salmo 23:1)

Si somos ovejas del rebaño de Dios tenemos que tener la confianza en nuestro pastor, el proveerá siempre todo lo que necesitamos.

No nos afanemos pensado que vamos a comer o qué vamos a vestir, o cómo vamos a pagar, tenemos que hacer nuestra parte, lo que nos corresponde, pero debemos buscar el reino de Dios, debemos buscar su presencia en nuestra vida, y el se encargara de todo lo demás.

Pero en que está basada esta nuestra confianza para el mañana??  (Lucas 12:29-30) tenemos a nuestro padre celestial que cuida de cada una de nuestras necesidades.

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.747 seguidores