BOSQUEJOS DE SERMONES PARA PASTORES Y CRISTIANOS


TEMA: GRANDES PELIGROS EN LA VIDA DE UN HIJO DE DIOS

TEXTO: EFESIOS 5:15

En este mundo y en nuestra sociedad hoy en día hay muchos peligros para nuestra vida: enfermedades, violencia, guerras, delincuencia, amenazas, extorsión, etc., etc., quizás la lista sería interminable, pero esta mañana vamos a reflexionar sobre aquellos peligros que son específicamente para la vida de los hijos de Dios.

Esos peligros que nos hacen andar como necios y no como sabios, haciendo lo que no agrada a Dios y por eso las consecuencias son duras en nuestra vida.

Pero esta mañana primeramente quisiera hablar sobre el mayor peligro en la vida de toda persona, el más grande peligro en la vida de aquellas personas que aún no se han decidido a entregarle su vida al Señor, que aún no han confesado a Cristo como salvador de sus vidas.

  1. EL MAYOR PELIGRO EN LA VIDA DE TODA PERSONA (JEREMIAS 8:20)

A este versículo se le llama el versículo más triste de toda la Biblia, pues nos hace reflexionar sobre cuantas oportunidades en la vida hemos desperdiciado para recibir la salvación de nuestro Dios.

Paso la siega, termino el verano, podríamos decir nosotros, paso la niñez, paso la juventud y hemos llegado a ser adultos o ancianos y aún seguimos sin ser salvos, seguimos sin haber aceptado a Cristo como nuestro salvador personal.

¿Qué más estamos esperando? Quizás no hemos reflexionado que mañana puede ser muy tarde, quizás no te has dado cuenta que puede ser que hoy sea tu ultimo día.

Nuestra vida es como la neblina, hoy estamos pero mañana ya no estaremos, y donde estará nuestra alma? (Santiago 4:13-14)

Ahora reflexionemos en cuales son los mayores peligros en la vida de los hijos de Dios, los mayores peligros en la vida de un cristiano:

  1. TRATAR SIEMPRE DE AGRADAR PRIMERO A LOS HOMBRES Y NO A NUESTRO DIOS (GALATAS 1:10)

Dios tiene que ser la primera prioridad en nuestra vida, cuando nosotros queremos quedar bien primero con las personas, quien quiera que estas sean, antes que con nuestro Dios, esto significa que esas personas o esa persona tiene el primer lugar en nuestra vida y no el Señor.

Al hablar de agradar ¿de qué estamos hablando? Agradar a Dios en nuestra vida tiene que ver directamente con una palabra: OBEDIENCIA. (Hechos 5:29)

Agradar a Dios significa obedecerle, es un gran peligro obedecer a los hombres antes que a nuestro Dios pues nos estamos robando a nosotros mismos las bendiciones que trae la obediencia a nuestra vida.

Nuestro Señor Jesucristo siempre puso a Dios primero aun antes que nuestros padres y nuestra familia (Lucas 9:59-60 / Lucas 10:37-38)

Y el mismo se puso como ejemplo de prioridades: Dios y su voluntad es primero (Marcos 3:31-35)

  • ENCAPRICHARNOS CON ALGO QUE NO ES LA VOLUNTAD DE DIOS PARA NUESTRA VIDA ( SALMO 81:8-12)

Un capricho espiritualmente hablando podríamos definirlo como un deseo egoísta, de hacer mi voluntad y no la de Dios.

Dios siempre está hablando de muchas formas a nuestra vida para hacernos conocer su voluntad como lo dice el vs 8,  Dios nos amonesta a cada uno de nosotros.

Amonestar significa: Advertir, prevenir, avisar a alguien de un error o falta antes de tomar una decisión negativa contra él mismo.

Es decir que el Señor antes de tener que disciplinarnos, antes de tener que castigarnos por no obedecerle siempre nos amonestara primero, siempre nos mostrara el camino correcto para que seamos obedientes y lo sigamos, el no nos obliga, el nos muestra el camino y nos amonesta para que lo sigamos.

El problema es que muchos de nosotros estamos tan encaprichados con algo que deseamos hacer o tener que desechamos la voz de Dios, no queremos oír sus amonestaciones, ni las de Dios, ni la de nuestros padres, ni la de nadie.(vs 11)

Es entonces que Dios nos deja que tomemos nuestras propias decisiones, nos deja que nos dejemos llevar por la dureza de nuestro corazón y que al final suframos las consecuencias de nuestra rebeldía contra Dios.

Cuando el pueblo de Israel estaba en el desierto tuvieron un capricho, ellos querían comer carne, no querían comer Mana, y se quejaron contra Dios (Números 11:18-20) Dios dijo que les daría carne hasta que “la aborrecieran” por haber menospreciado a Dios.

Exactamente cuándo menospreciamos la voluntad de Dios, llegamos a aborrecer la vida que estamos viviendo a causa de nuestro capricho y somos infelices.

  1. PENSAR QUE NUESTRO PECADO NUNCA SER DESCUBIERTO Y QUE NO TENDRA CONSECUENCIAS (GALATAS 6:7)

Este versículo nos dice algo que a muchos cristianos se nos olvida o simplemente no queremos reconocer: Dios no puede ser burlado!!

Es decir, no nos podemos burlar de Dios queriendo vivir como nos da la gana, en pecado, en vicios, en adulterios, en fornicación, sin que eso traiga consecuencias o que no salga a la luz nuestro pecado.

Aunque no lo queramos un día nuestros pecados nos alcanzaran, es decir las consecuencias llegaran (Números 32:23)

Aunque no los queramos un día nuestro pecado saldrá a la luz (Lucas 8:17)

Que tenemos que hacer entonces? Ya no sigamos jugando con la misericordia de Dios, si nuestro pecado no ha salido a la luz, si nuestro pecado aún no ha tenido consecuencias es porque Dios nos está dando tiempo para arrepentirnos (Romanos 2:4)

Pero si nuestro pecado ya salió a luz, si las consecuencias de nuestro pecado ya alcanzo nuestra vida, vengamos con humildad y pongámonos a cuenta con Dios (Isaías 1:18)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: