BOSQUEJOS DE SERMONES PARA PASTORES Y CRISTIANOS


TEMA: VIVAMOS CONFIADOS POR LA OBRA DE CRISTO

TEXTO: HEBREOS 10:35

INTRODUCCION

La obra de Cristo en la cruz fue una obra completa de redención, su muerte y su resurrección nos dan completa confianza y paz pues esa obra de redención se manifiesta en toda la vida del humano: en su pasado, en su presente y en su futuro.

Muchas personas hoy en día viven agobiados por el peso de su pasado, por sus errores, por sus malas decisiones, por sus malos caminos, por la culpabilidad que producen los pecados del pasado.

Muchas personas viven frustrados por su presente, porque están cosechando hoy el fruto de sus malas decisiones, de sus malos caminos, viven frustrados porque no pueden dejar un vicio, se sienten derrotados por no poder salir de un pecado que los está destruyendo poco a poco, decepcionados de sí mismos por estar poco a poco destruyendo su familia, su matrimonio por su mal carácter, etc.

Otras muchas personas viven ansiosas y angustiadas por el futuro, preguntándose qué será de su familia el día que ellos falten, con incertidumbre de su vida eterna, sin tener un destino asegurado.

Pero la palabra de Dios nos llena de confianza pues en ella podemos comprender que nuestro Señor Jesucristo ha obrado directamente en nuestro pasado, en nuestro presente y en nuestro futuro y por ese motivo podemos vivir confiados.

Veamos lo que nos enseña la palabra de nuestro Dios

  1. DIOS NOS HA LIBRADO DEL PESO DE NUESTRO PASADO (2 CORINTIOS 15:16-17)

Esta semana pude ver unas fotografías en las redes sociales de la forma como los hermanos de una iglesia tomaron a un hombre indigente muy anciano, el estaba muy sucio, con la ropa sucia y destruida, con el cabello y la barba larga.

Lo llevaron a la iglesia, lo bañaron entre todos, le pusieron ropa nueva, le cortaron el cabello y le rasuraron la barba, y quedo hecho un hombre totalmente nuevo por el amor de esos hermanos que se unieron para transformarlo.

Muchos de nosotros así vinimos a Cristo, sucios del lodo del pecado en nuestra vida, tal como regreso el hijo prodigo (Lucas 15:20-22)

  • NOS DIO UN VESTIDO NUEVO: Él nos quitó el vestido que traíamos, lleno de vergüenza, de culpabilidad, de amargura, de dolor, y nos puso un vestido completamente nuevo (Isaías 61:10)

 

  • NOS DIO UN NOMBRE NUEVO: (Isaías 62:2) Nos quitó el nombre que nuestra vida nos puso: borracho, drogadicto, inútil, loco, etc.  Y nos ha dado un nombre totalmente nuevo: HIJO DE DIOS!!

 

  • NOS DIO UN NUEVO ESTATUS LEGAL (Romanos 5:1) Nosotros éramos culpables, no había forma de que nosotros pudiéramos cambiar eso delante de Dios, y esa culpabilidad nos llevaba a la condenación eterna, pero Cristo Jesús, nos justificó, nos declaró inocentes y nos hizo estar en paz con nuestro Dios.

 

  1. NOS HA DADO NUEVA VIDA PARA NUESTRO PRESENTE (GALATAS 2:20)

Ya no vivo yo, ¿Qué significa? Significa que ese YO de cada uno de nosotros, soberbio, afanado, angustiado, vicioso, adultero, fornicario, mentiroso, etc, etc, esta crucificado juntamente con Cristo.

Y la vida que ahora vivimos la vivimos EN LA FE, es decir vivimos confiados sabiendo que por la fe podemos vencer nuestros vicios, por la fe podemos ser libres de adulterio y fornicación, por la fe podemos vencer nuestra soberbia y nuestro mal carácter.

Ahora cada día tenemos que repetirnos: Ya no vivo yo!!

  • Si me critican, no me enojo ni me exalto porque ya no vivo yo

 

  • Si se burlan de mí por ser cristiano, no respondo airadamente porque: Ya no vivo yo.

 

  • Si tengo problemas en mi hogar, ya no actuó con violencia ni con maltratos porque: ya no vivo yo.

 

  • Si la tentación de pecar viene a mi vida, puedo resistir porque: Ya no vivo yo.

 

 

 

  • NOS HA DADO VERDADERA ESPERANZA PARA EL FUTURO (1 PEDRO 1:3-4)

 

  • El Señor nos ha hecho renacer por su obra redentora en la cruz, a una esperanza viva, que no se marchita, que no se acaba.

 

  • Pero no es terrenal, está reservada en los cielos para nosotros, toda persona que ha recibido a Cristo como su Señor y salvador personal tiene su futuro asegurado, no en la tierra, no con una pensión monetaria, no con terrenos y casas, pues nada de eso podemos llevar (1 Timoteo 6:7)

 

  • Nuestro futuro está asegurado porque todo en este mundo se termina, todo se acaba, todo perece, pero el que hace la voluntad de Dios permanecerá para siempre (1 Juan 2:17)

 

  • Nuestro futuro eterno está asegurado en las promesas de nuestro Señor Jesucristo (Juan 14:1-3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: