¿QUE HAY EN LAS MANOS DE JESÚS?

Posted on Actualizado enn

TEMA: ¿QUE HAY EN LAS MANOS DE JESÚS?

TEXTO: LUCAS 24:36-40

INTRODUCCION

El lema de nuestra iglesia este nuevo año 2017 es “En las manos de Jesús” porque definitivamente estar en las manos de Jesús es una bendición, pues en sus manos estamos seguros y protegidos.

Pero esta noche quisiera enfocarme en lo que hay en esas preciosas manos de Jesús, tal como lo vemos en los versículos que hemos leído cuando el Señor se presentó a sus discípulos cuando resucito les mostro sus manos para mostrarles que era el, pero ¿Qué vieron sus discípulos en esas manos? ¿Qué había en las manos de Jesús? ¡LAS MARCAS DE LOS CLAVOS!

Basado en las marcas de los clavos esta noche vamos reflexionar sobre ¿Qué hay en las manos de Jesús?

  1. EN LAS MANOS DE JESÚS HAY MARCAS DE AMOR (JUAN 13:1)

Esas marcas de los clavos en las manos de Jesús nos recuerdan que él nos amó hasta el fin, hasta el último momento de su vida terrenal, si alguien le dijera al Señor: Demuéstrame que me amas, el solo tendría que mostrarle sus manos, pues cada marca de los clavos son muestras del gran amor que nuestro Señor tiene por el pecador.

Pero cuantos cristianos hoy en día se quejan y murmuran contra el Señor porque no tienen un trabajo, porque no tienen dinero para pagar sus deudas, porque están enfermos, y dicen Dios no me ama, si me amara no me pasaría esto o aquello, pero el Señor esta noche nos invita a quitar esas palabras de nuestra boca y nos invita a pensar en esas marcas en sus manos, pues no hay mayor muestra de amor que esa, él nos ama tanto que entrego su vida por cada uno de nosotros.

  1. EN LAS MANOS DE JESÚS HAY MARCAS DE OBEDIENCIA (FILIPENSES 2:5-8)

Las marcas de los clavos en las manos de nuestro Señor nos recuerdan que el siendo Dios, que el siendo Rey, se humillo hasta lo sumo y fue obediente hasta la muerte, él podía haberse negado a morir de esa manera, él podía haber dicho que no al Padre para ese sacrificio, pero el con obediencia dijo: Mas no se haga mi voluntad sino la tuya.

Cada uno de nosotros sabemos por medio del Espíritu Santo que mora en nosotros lo que el Señor quiere de nuestra vida, lo que él quiere que hagamos o lo que él quiere que dejemos de hacer, sabemos lo que él nos está pidiendo, sabemos a dónde él quiere que vayamos y sabemos cuándo él dice no te muevas.

Muchas veces nos cuesta obedecer la voz de Dios en nuestra vida, no queremos doblegar nuestra voluntad a la voluntad de Dios, pero es en esos momentos que debemos recordar las marcas en las manos de Jesús, pues esas marcas nos recuerdan que él fue obediente hasta la muerte.

  • EN LAS MANOS DE JESÚS HAY MARCAS DE PERDON (LUCAS 23:33-34)

La marca de los clavos en las manos de Jesús nos recuerda que él pudo perdonar a los que le causaron tanto dolor al clavarlo en la cruz, pudo perdonar a los que le escupieron el rostro, pudo perdonar a los que se burlaban de él, pudo perdonar a todos los que le azotaron.

Pero también esas marcas en las manos de Jesús nos recuerdan que él nos perdonó a nosotros, pues él tuvo que sufrir todo lo que sufrió por causa nuestra, nosotros fuimos los culpables del dolor y el sufrimiento de nuestro Señor (1 Corintios 15:3) pero en la cruz el perdono todos nuestros pecados.

Esas marcas de perdón nos recuerdan que también nosotros tenemos que perdonar a los que nos han hecho daño, no podemos terminar el 2016 sin ser liberados por medio del perdón.

  1. EN LAS MANOS DE JESÚS HAY MARCAS DE VICTORIA (JUAN 20:19-20)

Al tercer día después de haber sido crucificado y sepultado, Jesús resucitado se presentó a sus discípulos que estaban todos reunidos llenos de temor pues su maestro había muerto.

¡Él había vencido la muerte, había vencido la tumba, había vencido el pecado y había vencido a satanás, y como muestra de su victoria les mostro las marcas en sus manos, esas marcas significaban su victoria!!

En cada problema de nuestra vida cuando nos sintamos derrotados, cuando nos sintamos que no podemos tenemos que recordar las marcas de las manos de Jesús, esas marcas nos recuerdan que el murió, pero resucito, que fue sepultado y salió vivo de la tumba, y nos debe de llenar de confianza pues no hay problema más grande que la muerte y nuestro Señor la venció (1 Corintios 15:55)

Pero lo más maravilloso de todo es que la victoria de Cristo es nuestra victoria y el Padre nos la da por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 15:57)

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s