¿QUE CLASE DE TERRENOS SOMOS?

Posted on Actualizado enn


TEMA: QUE TIPO DE TERRENO SOMOS

TEXTO: MATEO 13:1-9

INTRODUCCION

Una de las parábolas más conocidas y más preciosas que las que nuestro Señor Jesucristo predico es la parábola del sembrador en ella podemos encontrar la importancia de la buena semilla que es la palabra de Dios para fructificar, y la importancia de la tierra donde esta semilla cae para poder dar fruto.

Los versículos nos enseñan que el labrador, que es Dios, salió a sembrar la semilla, la semilla del reino de Dios, pero los resultados fueron muy distintos en cada tipo de terreno donde la semilla cayo.

  • Una fue totalmente infructuosa, la de junto al camino.
  • Otra fue de corta duración porque no tenia raíz.
  • Otra fue agogada por los espinos , tenía raíz, pero no pudo dar fruto
  • Otra callo en buena tierra y dio fruto abundante.

Esta mañana vamos a reflexionar en esta parábola y la aplicaremos a nuestra vida para que podamos evaluar que tipo de terreno somos actualmente, para poder ser fructíferos en este nuevo año.

No podemos permitirnos otro año mas viviendo en esterilidad, espiritual, material, económica, familiar, matrimonial, etc.

Preguntemonos cada uno esta mañana:

  1. ¿SEREMOS UN TERRENO DE JUNTO AL CAMINO? (VS 4 Y 19 )

Toda la obra que Cristo pudiera hacer en nuestra vida se pierde, es infructuosa cuando somos de junto al camino.

Jesus dijo: Yo soy EL CAMINO, no hay muchos caminos, solamente hay un camino que lleva a la vida eterna (Mateo 7:14)

Los de junto al camino son aquellas personas que les gusta el evangelio, les gusta las predicaciones, les gusta la iglesia, pero no quieren dejar sus malos caminos y venir al camino de Dios, caminan siempre junto al camino, pero no quieren caminar por el camino de Dios.

Los de junto al camino no pueden fructificar porque siempre Satanás quita la semilla que el Señor ha puesto en sus corazones, por medio del testimonio de otro hermano, por medio de la burla de los amigos, por medio del rechazo de la familia.

Esto es muy importante que también nosotros como cristianos lo tomemos muy en cuenta, pues no vale la pena invertir nuestra vida, en relaciones sentimentales o de pareja, en negocios, etc, con personas que son de junto al camino, pues siempre la obra que se esta haciendo satanás la destruirá.

  1. ¿SEREMOS UN TERRENO LLENO DE PIEDRAS? (MATEO 13:5 Y 20-21)

Cuantos cristianos visitan las iglesias pero no se hacen miembros de ninguna, cuantas personas conocemos que dicen “yo fui cristiano..” son personas en quienes la semilla de la palabra de Dios no pudo dar raíces por las piedras que hay en su tierra espiritualmente hablando.

Son personas que se quejan y critican a todas las iglesias y pastores donde se han congregado, según ellos el evangelio no funciona, o no creen en iglesias, o no confían en los pastores, o los hermanos y hermanas que van a las iglesias son hipócritas, etc.

Pero en realidad no se han dado cuenta que el problema posiblemente no son las iglesias, ni los pastores ni los hermanos, sino que el problema está en la dureza de nuestro corazón de piedra donde la palabra no puede dar fruto.

Cuales son algunas de esas piedras que están en nuestra vida?

  • La incredulidad (Marcos 16.14)
  • El corazón no arrepentido (Romanos 2:5)

Tenemos que permitir que el Señor trabaje en nuestra vida, no solamente visitar iglesias, sino que debemos permitir que el Señor obre en nuestro corazón (Ezequiel 36:26)

  • ¿SEREMOS UN TERRENO LLENO DE ESPINOS? (MATEO 13:7-22)

Los espinos ahogan la palabra y la hacen infructuosa, no la dejan crecer ni fructificar, los espinos como podemos ver en el texto es el afán de este siglo y el engaño de las riquezas.

El afán de este siglo es la manera como vivimos, angustiados por lo material, ansiosos por el mañana, como lo dice la palabra por lo que vamos a comer, por lo que vamos a vestir y ese estilo de vida significa no confiar en la provisión de Dios (Mateo 6:25 -31 y 34)

El engaño de las riquezas es creer que las riquezas van a llenar el vacío de la vida, creer que las riquezas son la solución a todo en la vida (Eclesiastés 5:10)

TENEMOS QUE SER BUENA TIERRA PARA EL SEÑOR (MATEO 13:8)

Para ser buena tierra debemos permitir que el Señor obre en nuestra vida, debemos permitir que Dios trabaje en nuestro corazón, en nuestra mente, en nuestras prioridades, en lo que no le agrada a el y dejar que lo quite de nuestra vida. (Isaías 5:1-2)

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s