CUANDO NO QUEREMOS DEJAR DE SER CRISTIANOS CARNALES.

Posted on Actualizado enn

TEMA: CUANDO NO QUEREMOS DEJAR DE SER CRISTIANOS CARNALES

TEXTO: 1 CORINTIOS 3:1-3

INTRODUCCION

Como podemos ver en los textos que hemos leído el apóstol Pablo se sintió muy defraudado de la vida espiritual de los cristianos de la iglesia en Corinto, eran niños espirituales, eran cristianos carnales, aun no eran cristianos espirituales.

Igualmente el escritor de la carta a los Hebreos les hace el mismo reclamo para aquellos cristianos que aun después de tanto tiempo aún siguen siendo carnales, niños en Cristo. (Hebreos 5:11-13)

Y estos versículos aplican perfectamente a la vida de muchos de nosotros que tenemos ya muchos años de ser cristianos, muchos años de conocer a Cristo, muchos años de congregarnos en una iglesia y quizás hasta muchos años de servir en los ministerios del Señor, pero seguimos aun siendo cristianos carnales, aun anhelando la mundanalidad, aún sin cambios en nuestro estilo de vida, aún con pecados ocultos que no queremos dejar, aún enredados en vicios y en relaciones que no agradan a nuestro Dios.

También aplica para aquellas personas que han experimentado el poder y las maravillas de Dios en sus vidas o en sus familias pero que a pesar de eso siguen viviendo un cristianismo carnal, sin querer cambiar su estilo de vida y sin querer acercarse más a Dios (Lucas 10:13 / Job 5:7-8)

Esta noche el Señor a cada uno de nosotros nos hace un llamado a través de este mensaje para que subamos de nivel espiritual, que dejemos de ser cristianos carnales y procuremos con todo el corazón ser cristianos espirituales, guiados por el Espíritu Santo, apartándonos de aquellas cosas que sabemos que no agradan a Dios en nuestra vida y buscando más de su presencia cada día.

La palabra de Dios nos enseña que en una casa grande (El cuerpo de Cristo, la iglesia) hay instrumentos de oro y de plata que son para honra, pero también hay otros utensilios de madera y de barro que no dan honra, sino que son viles es decir despreciables. (2 Timoteo 2:20)

Todos somos sus hijos, todos estamos en la misma casa grande, pero no todos somos para honra sino que hay cristianos carnales que su vida no da honra a Dios por su testimonio, por sus vicios, por su menosprecio a las cosas de Dios.

Pero cada uno de nosotros podemos limpiarnos de todo aquello que no agrada a Dios, podemos limpiar nuestra vida por medio del Espíritu Santo en nosotros. (2 Timoteo 2:21)

Pero el problema es que muchos cristianos somos renuentes, no queremos limpiarnos, simplemente no queremos dejar de ser cristianos carnales porque nos gusta el mundo, nos gustan los placeres, nos estamos deleitando en un pecado, tenemos miedo de dejar nuestro estilo de vida porque consideramos que ser cristiano espiritual es aburrido, o no vamos a poder cumplir, etc.

Es ahí en este tipo de cristianos que son renuentes que no quieren cambiar, que no se quieren acercar más a Dios donde el Señor interviene en el proceso de nuestra vida espiritual, el nos ayuda a dejar de ser cristianos carnales para volvernos cristianos espirituales.

Y esta noche quiero reflexionar un momento sobre algo que le podemos llamar el CATALIZADOR DE DIOS ¿qué es un catalizador? En los procesos químicos es una sustancia que acelera un proceso químico.

En el ámbito espiritual podríamos llamarle que el catalizador es algo que Dios hace  para acelerar en nuestra vida el proceso para dejar de ser un cristiano carnal para convertirnos en cristianos espirituales, es decir es lo que nos hace buscar más de Dios, lo que nos hace servirle con diligencia, lo que hace que cambiemos nuestro estilo de vida.

Y ¿Qué es ese catalizador de Dios? Es la angustia, pasar por momentos de aflicción (Oseas 5:15) para purificarnos el señor nos hará pasar por el agua o por el fuego, el conoce nuestra fuerza y nuestra capacidad pero al otro lado nos daremos cuenta que ya no somos más cristianos carnales sino cristianos espirituales que buscan de Dios, que le sirven con amor (Números 31:23)

Pero tenemos que confiar que ya sea en el agua o en el fuego el Señor siempre estará a nuestro lado y no nos dejara solos (Isaías 43:2)

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “CUANDO NO QUEREMOS DEJAR DE SER CRISTIANOS CARNALES.

    MARIA DE LOS SANTOS CAHUICH SANCHEZ escribió:
    febrero 13, 2017 en 4:34 am

    Un muy buen mensaje, me he dado cuenta que para servir a Dios, se tiene que dejar muchas cosas carnales y cuesta dejarla. Pero no imposible con la ayuda de Jesucristo y Pastores experimentados como usted, que comparten sus experiencias con Dios. Gracias

    Enviado desde Samsung Mobile de Telcel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s