LO QUE NOS ENSEÑA LA FAMILIA DEL REY DAVID

Posted on Actualizado enn

TEMA: LO QUE NOS ENSEÑA LA FAMILIA DE DAVID

TEXTO: 1 SAMUEL 16:1

Quién de nosotros no conoce la vida y la historia de David, el rey de Israel, el dulce cantor de Israel, escritor de muchos salmos, el jovencito valiente que se enfrentó a un gigante llamado Goliat y lo venció.

Pero muy poco se habla de la familia de David, de su hogar en Belén de Judá, y tenemos que reconocer que mucho de lo que David llego a ser lo aprendió en su casa, con su familia.

Es por eso que hoy reflexionaremos en la palabra de Dios en aquellas cosas que podemos aprender de la familia de David, de Isaí su padre para tomarlo como ejemplo para nuestra familia, pues de una familia donde el Señor eligió un Rey para su pueblo nosotros podemos aprender mucho para aplicarlo a nuestra familia.

  1. LA FAMILIA DE DAVID NOS ENSEÑA LA IMPORTANCIA DE LA COMUNION CON DIOS EN NUESTRA CASA (1 SAMUEL 16:14-19)

 

  • Que precioso es que alguien diga de nuestros hijos que Dios está con él, y tenemos que comprender que nuestros hijos no aprenden a tener comunión con Dios en la iglesia, en la iglesia aprenden lecciones Bíblicas, reciben enseñanzas importantes de la palabra de Dios, pero la verdadera comunión con Dios se aprende en casa.

 

  • Esa comunión es la que se refleja en la vida, en el testimonio, en su manera de actuar y de hablar, así como dijeron de David: Es prudente en sus palabras..

 

  • Podemos ver un ejemplo similar en el nuevo testamento en la familia de Timoteo (2 Timoteo 1:3-5)

 

  1. LA FAMILIA DE DAVID NOS ENSEÑA LA IMPORTANCIA DE QUE NUESTROS HIJOS APRENDAN ALGO UTIL EN LA VIDA (1 SAMUEL 16:14-19)

 

  • Saúl necesitaba alguien que tocara para el en el palacio y esa oportunidad estaba disponible para los que supieran tocar y que lo hicieran bien.

 

  • David llego al palacio del Rey porque había aprendido a tocar el arpa y lo hacía bien, eso quiere decir que sus padres seguramente le habían enseñado o habían buscado alguien para que le enseñara.

 

  • Nosotros debemos darle valor al aprendizaje de nuestros hijos de aquellas cosas que son útiles para la vida, primeramente el estudio formal académico pero también arte, idiomas extranjeros, informática, oficios, etc.

 

  • Las oportunidades en la vida siempre llegan, pero el problema es que no siempre estamos preparados (Eclesiastés 9:11)
  • LA FAMIILIA DE DAVID NOS ENSEÑA QUE NUESTROS HIJOS DEBEN APRENDER A TENER RESPONSABILIDADES (1 SAMUEL 17:12-15)

 

  • En la casa de Isai todos tenían alguna responsabilidad, dependiendo de su edad, los mayores, salían a la guerra con el ejército de Saúl y el menor, cuidaba las ovejas de la familia.

 

  • Las responsabilidades aunque parezcan pequeñas sirven para enseñar la obediencia y el espíritu de servicio (1 Samuel 17:17-22)

 

  • David tenía una responsabilidad que parecía pequeña, solamente llevar comida a sus hermanos y ver como estaban, pero con esas responsabilidades aprendió obediencia y el que es obediente a sus padres puede obedecer a Dios y eso trae bendición a la vida de una persona.

 

  • Y esas responsabilidades le dieron la valentía de enfrentar otras mayores como pelear contra Goliat (1 Samuel 17:31-37)

 

  • Cuando confiamos en la capacidad de nuestros hijos para cumplir las responsabilidades les aumentamos la confianza en si mismos, les fortalece su autoestima, por el contrario al nunca darles responsabilidades les estamos diciendo que no confiamos en ellos y que creemos que no son capaces.

 

  1. LA FAMILIA DE DAVID NOS ENSEÑA QUE LO QUE LE ENSEÑAMOS A NUESTROS HIJOS EN CASA PUEDE SER DE HONRA O DESHONRA PARA LA FAMILIA (1 SAMUEL 17:54-58)

 

  • A David cuando mato a Goliat no le preguntaron en donde aprendió a pelear, o quien fue su maestro, no le preguntaron como aprendió a tirar así con su honda, a David le preguntaron de quien era hijo.

 

  • Que honra recibió la familia de David cuando le preguntaron de quien era hijo y el dijo: De Isaí de Belén!!!

 

  • Aunque nuestros hijos no digan de quien son hijos, cada vez que ellos alcanzan sus metas, cada vez que ellos viven vidas que agradan a Dios, cada vez que ellos triunfan, nos debemos sentir gozosos si hemos hecho bien nuestra labor de padres.

 

  • Pero ahora nosotros aunque no tengamos padres que nos apoyaron en la vida, nosotros podemos decir con gozo y con mucho orgullo: Somos hijos de Dios, del Rey de Reyes y Señor de Señores!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s