DÁNDOLE VALOR A NUESTRA FAMILIA

Posted on Actualizado enn


TEXTO: MATEO 18:1-3

INTRODUCCION

Nuestro Señor Jesucristo en su ministerio terrenal les dio valor a muchas personas que en la sociedad judía de aquella época eran vistos de menos o eran rechazados o marginados.

Jesús fue amable y misericordioso con los niños, con las mujeres, con los enfermos, con los publicanos, etc.

Las acciones de Jesús son un reto para nuestra vida para que nosotros seamos personas que le demos valor las personas como lo hizo Jesús con nosotros.

Tenemos que comprender que para Dios las personas son importantes y nuestro Señor Jesucristo nos lo demostró

  • Yo soy valioso para Dios.

 

  • Mi familia es valiosa para Dios

 

  • Las personas que no conozco son valiosas para Dios.

 

  • Las personas que no me agradan son valiosas para Dios.

Muchas veces sencillas palabras y actitudes hacen que les demos valor a las personas y podemos hacerlas sentir lo valiosas que son también para Dios: Un saludo de buenos días, una actitud de cortesía, un saludo de bienvenida, una llamada, un mensaje, etc,

Pero tenemos que comprender que para darle valor a otras personas lo primero que tenemos que combatir en nuestra vida es el egoísmo, es decir el siempre pensar en nosotros primero es decir siempre enfocado en cómo ME siento, que tan cansado ESTOY, como me HAN HECHO sentir, donde QUIERO ir, que QUIERO comer, etc

La palabra e Dios nos enseña que en nuestro corazón no debe haber ese egoísmo, sino al contrario debemos pensar primeramente en los demás (Filipenses 2:3-4)

Para comenzar a darle valor a las personas debemos comenzar con nuestros prójimos más cercanos es decir nuestra familia.

Como podemos poner en práctica las actitudes de nuestro Señor Jesús en nuestra familia, como podemos darles el valor que ellos se merecen?

  1. DEDICANDOLES TIEMPO DE CALIDAD (EFESIOS 5:15-16)

 

  • Tiempo de calidad significa estar con ellos no solamente presencialmente sino también activamente, pues muchas veces estamos juntos como familia pero cada quien está en su mundo, en su teléfono, en sus cosas.

 

  • Como padres debemos darle valor a nuestros hijos pequeños no solamente comprándoles juguetes, sino teniendo el tiempo de jugar con ellos, no hay nada más valioso para nuestros hijos que sus padres se tomen el tiempo de jugar con ellos.

 

  • Tomemos el tiempo para platicar, para escuchar, para conocer verdaderamente lo que nuestros hijos piensan y sienten.

 

  • Tomemos el tiempo para tener una cita con nuestra esposa, para hacerla sentir especial.

 

  • Visitemos a nuestros padres, y abuelos, hagamos sentir especiales y démosle valor a aquellas personas que dedicaron su vida para formar la nuestra.

 

  1. SIRVIENDOLES CON AMOR (JUAN 13:12-17)

 

  • Nuestro Señor Jesús les dio valor a sus discípulos pues el siendo el Señor le lavo los pies a ellos, el demostró que no venía a ser servido sino a servir.

 

  • Él es nuestro máximo ejemplo de servicio, nosotros debemos seguir su ejemplo y servirle a nuestro prójimo con amor y humildad, pero para eso tenemos que comprender uno de los principios básicos de la vida cristiana (Hechos 20:35) Es más bienaventurado dar que recibir.

 

  • Preguntémonos cada uno de nosotros, ¿Cómo puedo servir a mi familia? Normalmente nos preguntamos ¿Qué me puede dar mi familia? O ¿qué le puedo exigir a mis padres? Pero es lindo darle valor a nuestra familia sirviéndoles, ayudándoles en lo que podamos.

 

  • El hijo a sus padres, el esposo a la esposa, el yerno a su suegra, la nuera a su suegra, la suegra a su nuera o yernos, todo es posible en el amor de nuestro Dios
  • Muchas veces pensamos que solo se puede ayudar con dinero, pero veamos lo que nos enseña la palabra de Dios. (Proverbios 3:27) No debemos negarnos a hacer el bien cuando tenemos EL PODER es decir la capacidad de ayudar, de servir.

 

  • Podemos hacer bien visitando, cocinando, arreglando, llamando, limpiando, es decir buscando la manera de servir a nuestra familia.

 

  • BUSCANDO LA RECONCILIACIÓN (ROMANOS 12:18)

 

  • La palabra de Dios nos dice que el Señor dejo su trono de gloria y vino a buscar y salvar lo que se había perdido.

 

  • Nosotros le damos valor a las personas cuando buscamos reconciliarnos con ellas, pues les estamos diciendo que para nosotros es importante estar en paz con ellas.

 

  • Posiblemente podamos pensar que algunas personas no merecen que las busquemos para reconciliarnos pero recordemos lo que dijimos al principio de esta predicación: Las personas que no me agradan son valiosas para Dios, para el cada persona es de tanto valor que mando a su hijo Jesucristo para morir por ellos en la cruz.

 

  • En nuestro caso como hijos de Dios no se trata de que si merecen o no se merecen que nosotros los busquemos para estar en paz con ellos, sino que debemos seguir el ejemplo de nuestro Señor Jesucristo.

 

  1. PREDICANDOLES LA PALABRA DE DIOS (2 PEDRO 3:9)

 

  • Dios no quiere que nadie perezca, él quiere que todos se arrepientan y se salven pero ¿Queremos también nosotros lo mismo?

 

  • Si hay personas en nuestra familia a los que no les hemos predicado la palabra de Dios significa que no las valoramos pues no nos importa su destino eterno.

 

  • Démosle el valor que nuestro Dios les da, hablemos de Cristo con esas personas, invitémosla a la iglesia, pues para Dios su salvación es importante.
Anuncios

Un comentario sobre “DÁNDOLE VALOR A NUESTRA FAMILIA

    Rafael Guardado escribió:
    abril 8, 2017 en 7:57 pm

    Es una gran bendicion este blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s