ALFA Y OMEGA

QUIEN ES JESÚS SEGÚN EL APOCALIPSIS

Posted on Actualizado enn

TEMA: ¿QUIEN ES JESÚS?

TEXTO: APOCALIPSIS 1:4-8

Si esta mañana nos hicieran esa pregunta a cualquiera de nosotros ¿Qué responderíamos? Seguramente responderíamos que Jesús es el hijo de Dios y es Dios mismo hecho hombre pues él es la segunda persona de la trinidad divina.

Y definitivamente esa respuesta está muy bien, pues es verdadera, pero tenemos que saber que nuestro Señor Jesús es eso y mucho más como nos lo enseña la palabra de Dios en los textos del apocalipsis que hemos leído para comenzar esta mañana.

Veamos la respuesta a la pregunta de ¿Quién es Jesús? Por medio de lo que nos enseña el capítulo uno del Apocalipsis.

  1. JESUS ES: EL TESTIGO FIEL (VS 5)

 

  • Este título de Jesús posiblemente no lo comprendemos bien, pues quizás no comprendemos la importancia que tiene que Jesús sea nuestro testigo fiel delante de Dios.

 

  • Cada uno de nosotros tenemos un acusador que esta día y noche acusándonos delante de nuestro Padre Celestial (Apocalipsis 12:9-10)

 

  • Que maravilloso es tener un testigo fiel, que da testimonio a nuestro favor que somos hijos de Dios y que hemos sido lavados con la preciosa sangre de Cristo.

 

  • Él está siempre intercediendo por nosotros (Romanos 8:34)

 

  1. JESUS ES: EL PRIMOGENITO DE LOS MUERTOS EN LA RESURRECCION (APOCALIPSIS 1:5B)

 

  • Porque nos dice la palabra de Dios que Jesús es el primogénito de los muertos, si la misma palabra nos dice que otras personas también fueron resucitadas antes de Jesús: El hijo de la sunamita, lazaro, la hija de Jairo, etc.

 

  • Esas personas efectivamente experimentaron la resurrección pero volvieron a morir después con el tiempo.

 

  • Jesús es el primogénito de los muertos que han resucitado para no morir jamás, es decir para vivir por toda la eternidad (Romanos 6:9)

 

  • Si morimos con Cristo nosotros también viviremos para siempre (Romanos 6:8)
  • JESUS ES: EL SOBERANO DE LOS REYES DE LA TIERRA (APOCALIPSIS 1:5C)

 

  • SOBERANO SIGNIFICA:

 

  • Que se gobierna a sí mismo sin estar sometido a otro.

 

  • Que tiene el máximo poder o autoridad sobre algo.

 

  • Esto significa que a nuestro Dios nadie lo gobierna, él no está bajo la autoridad de nadie pero el gobierna sobre todos y todos están bajo su autoridad, aunque esto no lo quieran aceptar.

 

  • Podemos ver que en el mundo los musulmanes, budistas, Testigos de Jehová, mormones. Todos ellos aceptan gustosos la memoria de Jesús de Nazaret. Todo el mundo quiere a Jesús, pero no al Jesús verdadero.

 

  • Simpatizan con el siervo, pero no con el Rey que gobierna sobre ellos, igualmente muchos cristianos quieren al Jesús salvador, redentor, misericordioso, al cordero de Dios, pero no quieren ver a Jesús como Rey de sus vidas, como el soberano que nos dice lo que debemos y no debemos hacer.

 

  • Nuestro Señor Jesucristo es el Rey de los reyes y Señor de señores (Apocalipsis 19:16)

 

  • Es necesario que reconozcamos que nuestra vida está bajo el dominio de nuestro Dios.

 

  1. JESUS ES: EL ALFA Y LA OMEGA, PRINCIPIO Y FIN (APOCALIPSIS 1:8)

 

  • La letra griega Alfa es la primera letra de ese alfabeto y la letra griega Omega es la última letra, para nosotros sería como decir A y Z.

 

  • Jesús es el Alfa y la Omega de nuestra vida, el principio y el final de nuestra vida están en sus manos, todo lo que queramos comenzar en la vida tenemos que ponerlo en las manos de nuestro Señor.

 

  • Igualmente todo lo que necesitemos terminar, poner punto y final en la vida necesitamos el poder de nuestro Dios.

 

  • Jesús es el primero y el ultimo (Apocalipsis 1:17) Él es el primero en llegar a socorrernos y el ultimo que se queda cuando todos se han ido.

 

  1. JESUS ES: EL TODOPODEROSO (APOCALIPSIS 1:8 B)

 

  • No hay nada imposible para nuestro Señor Jesús, podemos acudir a el con confianza y pedir con fe, sabiendo que él tiene todo el poder para obrar maravillas en nuestra vida (Juan 14:13)

 

Ahora que ya conocemos más sobre quien es nuestro Señor Jesús, sirvámosle, adorémosle, creámosle sin dudar y veremos las maravillas de Dios en nuestra vida.

 

 

 

Anuncios