batallas

PALABRAS PEQUEÑAS PERO PODEROSAS

Posted on Actualizado enn

TEMA: PALABRAS PEQUEÑAS PERO PODEROSAS

TEXTO: MATEO 1:23

Esta noche vamos a reflexionar sobre la gran diferencia que significan para nuestra vida tres pequeñas palabras, de hecho, gramaticalmente hablando esas palabras son tres preposiciones.

Las preposiciones sirven para unir las palabras y darle sentido a la oración, esta noche estas pequeñas palabras o preposiciones nos van a servir para unir nuestra vida con el poder y las maravillas de Dios.

Veamos cuáles son esas palabras pequeñas pero poderosas

  1. Dios CON nosotros (vs 23)
  • Dios y nosotros, algo tan distante a causa de nuestro pecado, el nuestro creador y nosotros su creación, pero con una naturaleza caída en pecado.

 

  • Dios es tres veces santo y nosotros somos millones de veces pecadores, débiles, imperfectos, en condenación.

 

  • Pero por medio de nuestro Señor Jesucristo, Dios puede estar CON nosotros, no es un Dios distante, lejano, indiferente al sufrimiento de los seres humanos, al contrario, Dios está CON nosotros todos los días dispuesto a salvarnos, a perdonarnos, a reconciliarnos con el Padre Celestial.

 

  • Dios está CON nosotros, llamándonos al arrepentimiento, tocando nuestro corazón por medio de las circunstancias de nuestra vida, él está CON nosotros esperando que lo busquemos, el está CON nosotros todos los días con sus brazos abiertos para recibir a todos aquellos que reconozcan su pecado, que reconozcan su necesidad de ser perdonados, y que tengan arrepentimiento en su corazón.

 

  1. Cristo EN nosotros (Colosenses 1:26-27)

 

  • Dios no solamente quiere estar con nosotros, él quiere estar EN nosotros por medio de Jesucristo nuestro salvador.

 

  • Él está tocando nuestro corazón para entrar EN nosotros (Apocalipsis 3:20)

 

  • Cuando Cristo está EN nosotros tenemos esperanza de gloria, tanto la gloria eterna que recibiremos cuando muramos, como la gloria de su poder en nosotros que se manifiesta en nuestra vida por medio de su poder, de sus maravillas.

 

  • Cada uno de nosotros podemos tener esperanza de ver la gloria de Dios en nuestra vida si verdaderamente Cristo está EN nosotros por la fe.

 

  • Dios POR nosotros (Romanos 8:31)

 

  • Estar por nosotros significa que Dios no solamente está EN nosotros, sino que él está a nuestro favor, que él está:

 

  1. POR nosotros en nuestras batallas (2 Crónicas 20:15)

 

  1. POR nosotros en nuestras necesidades (Filipenses 4:19)

 

  1. POR nosotros, a nuestro favor, delante del Padre Celestial (1 Juan 2:1)

 

Si Dios es POR nosotros podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre. (hebreos 13:6)

 

 

 

 

Anuncios

LAS BATALLAS QUE DEBEMOS GANAR

Posted on Actualizado enn

TEMA: LAS BATALLAS QUE DEBEMOS GANAR

TEXTO: EFESIOS 4:22-24

INTRODUCCION

Definitivamente que en la vida de toda personas habrán muchas batallas que librar, diferentes tipos de batallas: de salud, económicas, familiares, académicas, legales, matrimoniales, etc. Y en todas estas batallas queremos salir victoriosos, en todas ellas queremos tener la victoria.

Pero esta mañana reflexionaremos en aquellas batallas que no están en nuestro exterior, no tienen que ver con nuestra economía, ni con nuestros familiares, ni con nuestro trabajo, etc, hablaremos de las batallas que se dan dentro del campo de batallas más duro para nosotros: NUESTRA MENTE.

Reflexionemos esta mañana en la palabra de Dios en aquellas batallas que debemos ganar en nuestra mente por medio del poder de nuestro Dios.

  1. DEBEMOS GANAR LA BATALLA CONTRA NUESTROS PROPIOS ARGUMENTOS CARNALES (2 CORINTIOS 10:4-5)

 

  • Cuando escuchamos los mensajes de la palabra de Dios comienza una lucha entre lo espiritual que es la palabra y lo carnal que son nuestros argumentos humanos, llenos de soberbia, de autosuficiencia, de incredulidad, de vanidad, etc

 

  • Se nos predica la palabra de Dios y en nuestra mente comienzan nuestros argumentos, y esos argumentos son barreras mentales: ¿y ese pastor que sabe de mi vida? “yo no necesito que me digan lo que tengo que hacer”, “ese pastor porque no conoce los problemas que tengo” “yo puedo cambiar sin que nadie me lo imponga” “eso es para personas de otro nivel académico u otro nivel de inteligencia”… etc.

 

  • Tenemos que saber que con esas actitudes, que con esos argumentos en nuestra mente la palabra de Dios no puede obrar, tenemos que reconocer con humildad que esos argumentos carnales están presentes en nuestros pensamientos y llevarlos cautivos a la obediencia a Cristo Jesús.

 

  • Tenemos que declarar y decir: Señor yo rindo mis argumentos y mis pensamientos a la obediencia a tu palabra.

 

  • Tenemos que reconocer la verdad que la palabra nos dice: (Romanos 3:3-4)
  1. DEBEMOS GANAR LA BATALLA CONTRA LA NEGACION A LLEVAR NUESTRA CRUZ (LUCAS 9:23-24)

 

  • Definitivamente que es muchos más fácil vivir una vida cristiana sin complicaciones, sin compromiso, sin esfuerzo, y así es como muchos cristianos quisieran vivir su relación con Dios, no perdiendo su vida, sino cómodamente, sin sacrificios de ninguna clase.

 

  • Pero esa no es la vida que nuestro Señor Jesucristo nos llamó a vivir, el nos dijo: TOMA TU CRUZ Y SIGUEME.

 

  • Nuestra mente siempre nos dirá:
  1. No vayas, estás cansado.
  2. No te comprometas,
  3. Aprovecha tu día de descanso la iglesia siempre estará ahí,
  4. Mucha iglesia te volverá fanático.
  5. Otros lo pueden hacer para eso hay servidores.
  6. Para que vas a dar de tu dinero, que den otros que tienen más.

 

  • Seguramente en la mente de nuestro Señor Jesús habían muchas cosas la noche que fue entregado, pero en el huerto de Getsemani él dijo: NO SE HAGA MI VOLUNTAD SINO LA TUYA, desde ahí comenzó a cargar la cruz negándose a sí mismo.

 

  • Tenemos que vencer nuestra negación recordando las misericordias del Señor para nuestra vida (Romanos 12:1)

 

  • TENEMOS QUE GANAR LA BATALLA CONTRA NUESTRAS EXCUSAS (LUCAS 9:59-62)

 

  • Nuestras excusas son para no aceptar el llamado de Dios, una excusa es: Un motivo o pretexto para eludir una obligación o disculpar alguna omisión.

 

  • Cuando nuestro Señor Jesús llamo a estos hombres ellos dieron las excusas de mayor peso que alguien puede dar: La muerte de un ser querido y la despedida de la familia, pero Jesús les volvió a decir: Sígueme!

 

  • Cuál es nuestra excusa para no servir a Cristo? ¿Cuál es nuestra excusa para no aceptar el llamado de Cristo? : Muy lejos queda, es muy peligroso, muchos hipócritas van ahí, muy noche termina, mucho dinero piden, etc.

 

  • Tenemos que decir como dijo Isaías (Isaías 6:8) HEME AQUÍ ENVIAME A MI!