CIENCIA

TENEMOS PAN PERO NO TENEMOS HAMBRE

Posted on Actualizado enn

TEMA: TENEMOS PAN PERO NO TENEMOS HAMBRE

TEXTO: AMOS 8:11-13

INTRODUCCION

En la historia de la humanidad han existido grandes hambrunas en las cuales millones de personas han muerto a lo largo de la historia a causa del hambre por la escasez de alimentos.

Pero la palabra de Dios nos muestra en la profecía del profeta Amos que vendrán días en la que la humanidad sufrirá la peor hambruna que el hombre puede experimentar, pues será generalizada no solo en los países pobres sino en los países ricos, de mar a mar, desde el norte hasta el oriente, habrá hambre en la tierra pero no será hambre de alimentos sino hambre y sed espiritual, es decir hambre y sed de la palabra de Dios.

Lo grave de esta hambruna es porque no tener palabra de Dios significa no tener salvación, no tener esperanza para la vida, no tener vida espiritual pues la palabra de Dios es vida para nuestra alma.

Un día la iglesia de Cristo será quitada de este mundo y la palabra de Dios escaseara, las iglesias estarán cerradas, los pastores ya no predicaran, ya no habrá libertad para llevar a todos el mensaje de salvación, las personas tendrán hambre y sed de la palabra de Dios pero no la encontraran.

Tendrán hambre y sed del pan espiritual pero no encontraran el pan y no serán saciados.

Pero lastimosamente en nuestros días está ocurriendo lo contrario a la profecía del profeta Amos, tenemos pan en abundancia, tenemos palabra de Dios las 24 horas del día por medio de la radio, la televisión y el internet, tenemos iglesias donde congregarnos, tenemos pastores que nos predican la palabra de Dios, es decir tenemos pan pero no tenemos hambre.

Como se manifiesta en nuestra vida cristiana esa falta de hambre espiritual?

  1. EN MENOSPRECIAR LA MESA DEL SEÑOR EN LA IGLESIA (MALAQUIAS 1:6-7)

 

  • Le llamamos Padre y Señor, pero lo menospreciamos en nuestro corazón cuando menospreciamos su mesa, el alimento espiritual que con amor prepara para nosotros y lo sirve por medio de los pastores en nuestras iglesias.

 

  • Preferimos comer en la mesa del banquete del mundo lleno de cosas que no sacian, nos alimentamos de materialismo, de placeres, de vanidad, pero nuestro corazón está vacío (Isaías :11-13)

 

  • El Señor nos conquistó con su amor en la casa del banquete que es su iglesia (Cantares 2:4)

 

  • Pero lastimosamente muchos de nosotros que somos la novia del cordero preferimos comer en la mesa de los que no tienen su corazón con nosotros, y llenamos nuestra vida de alimentos que no nos alimentan sino que nos causan daño a nuestra vida (Proverbios 23:6-8)

 

  1. EN TENER UNA BIBLIA PERO NUNCA LEERLA (1 PEDRO 2:2)

 

  • La leche espiritual no adulterada es la palabra de Dios, y el Señor nos manda a desearla como niños recién nacidos que solamente quieren alimentarse de la leche de sus madres de día y de noche.

 

  • A la iglesia se le llama el pueblo de la palabra, todos tenemos una Biblia en casa o cada miembro de la familia tiene su propia Biblia, hoy en la actualidad tenemos Biblias en los teléfonos y en las tablets, tenemos mucho pan, pero no tenemos el hambre de leerla, pues pasamos días y hasta semanas sin leer la palabra de Dios.

 

  • Por esa causa muchas veces el Señor tiene que llevarnos al desierto de los problemas, de la enfermedad, de la escasez , para hacernos volver a sentir hambre por su palabra (Deuteronomio 8:2-3)

 

  • EN NO QUERER RECIBIR LA SANA DOCTRINA SINO PALABRAS VANAS QUE NOS APARTAN DE LA VERDAD (2 TIMOTEO 4:1-3)

 

  • El apóstol Pablo le mando a Timoteo que predicara la palabra de Dios, el verdadero pan espiritual, esa palabra que nos redarguye, nos reprende, nos exhorta y nos enseña la sana doctrina.

 

  • Pero tal como lo dice el apóstol Pablo en la actualidad las personas tienen comezón de oír, pero no tienen hambre de la palabra de Dios, tienen comezón de oír cosas nuevas, comezón de oír nuevas revelaciones, nuevos movimientos del Espíritu, pero no quieren recibir la sana doctrina del Señor.

 

  • Las personas hoy quieren oír de prosperidad, de riquezas, de éxito, de progreso, pero no quieren escuchar el mensaje de salvación y no quieren ser confrontados con su pecado.

 

  • Muchos cristianos han caído en las mismas características de las personas de Atenas en los tiempos de Pablo (Hechos 17:16-21)

 

  • Hoy en día la iglesia de Cristo sigue ofreciendo el pan de vida que es Cristo Jesús, ese pan que da vida, que da esperanza, que da paz, ese pan que satisface el alma (Mateo 5:6)

 

  • Pero muchos cristianos prefieren buscar información sobre ovnis, sobre extraterrestres, sobre los grandes enigmas del universo, queremos llenar con la ciencia el hambre y la sed de nuestra vida y menospreciamos el pan de vida que es Cristo Jesús.

 

  • NO TENGAS HAMBRE Y SED POR LAS OCULTAS, TEN HAMBRE Y SED POR LO QUE DIOS NOS HA REVELADO (DEUTERONOMIO 29:29) lo que nos ha revelado es su palabra por medio de Jesucristo.

Tenemos que tener cada uno de nosotros la seguridad que el apóstol Pedro tenia en su corazón: (Juan 6:67-69)