FE DE ABRAHAM

LA FE DE NOE Y DE ABRAHAM

Posted on Actualizado enn


TEMA: LA FE DE NOE Y DE ABRAHAM

TEXTO: HEBREOS 11:7-9

INTRODUCCION

Definitivamente podríamos decir muchísimas cosas sobre la vida de estos dos hombres que aunque vivieron en este mundo hace ya varios miles de años su ejemplo de vida sigue impactando al mundo, sigue motivándonos a confiar, sigue motivándonos a no desmayar, sigue motivándonos a obedecer a Dios por sobre todas las cosas.

Podríamos decir muchas cosas pero en resumen lo que distinguen a estos dos hombres es que eran hombres de una fe genuina, de una fe sólida, de una fe probada.

La fe de Noé y de Abraham nos permite evaluar y reflexionar en nuestra propia fe, en nuestra fe de los tiempos actuales que tenemos la revelación de Dios en nuestras manos por medio de la Biblia, que vemos milagros a cada momento, que escuchamos la palabra de Dios continuamente, pero nos cuesta creer, nos cuesta confiar en las palabras y las promesas de Dios.

Tenemos que saber que hoy en día nosotros tenemos una revelación de Dios que ni Abraham ni Noé tuvieron, como lo dice el vs 13 ellos miraron de lejos el cumplimiento de las promesas, el cumplimiento del plan redentor, pero lo creyeron por la fe, nosotros que tenemos todo el panorama completo, que tenemos la revelación completa de los siglos, que tenemos en la palabra de Dios la revelación de los tiempos desde el principio de la creación hasta el final de los tiempos con cielos nuevos y tierra nueva deberíamos de tener una fe como la de ellos, pero lastimosamente muchas veces no es asi.

Reflexionemos esta mañana en los textos que hemos leído y veamos lo que nos enseña a nosotros la fe de Noé y de Abraham.

  1. LA FE DE NO (VS 7)

 

  • NOE CREYO EN LA ADVERTENCIA DE DIOS Y SE PREPARO CON FE PARA SALVARSE

 

  • Dios advirtió a Noé que por el pecado de la humanidad de aquella época vendría un juicio de Dios por medio de un diluvio que destruiría a todos los seres vivientes (Génesis 6:12-13 y 17)

 

  • Noé como lo dice el versículo que leímos en la carta a los Hebreos fue advertido de cosas que aún no se veían pues no había llovido, Noé no conocía lo que era un diluvio (Génesis 2:6) Pero le creyó a Dios.

 

  • Por la fe Noé preparo el Arca, Noé creyó en la advertencia de Dios y se preparó construyendo el Arca que Dios le mando para salvarse el y su familia (Génesis 6:22 / 7:1)

 

  • Nosotros tenemos también una advertencia de parte de Dios, viene un juicio de Dios a este mundo, ya no se llama diluvio sino que se llama la gran tribulación el juicio de Dios sobre este mundo (Mateo 24:21 / 2 Pedro 3:7)

 

  • Ahora tenemos un llamado de Dios ya no para entrar en una Arca sino en su gracia que nos salva y nos da vida eterna por la fe (Romanos 5:1-2)

 

  • Pero lastimosamente al igual que en los días de Noé, los seres humanos no quieren creer en el llamado de Dios, no están poniendo atención a la voz de Dios para salvación (Lucas 17:26-27)

 

  • Nosotros tenemos que tener la Fe de Noé, debemos estar preparados, debemos de creer que solamente por medio de Jesucristo podemos librarnos de la ira de Dios por su gracia y su misericordia.

 

  1. LA FE DE ABRAHAM (HEBREOS 11:8-10)

 

  • ABRAHAM OBEDECIO EL LLAMADO DE DIOS SIN CUESTIONAR (VS 8)

 

  • Abraham recibió un llamado de Dios para bendecirlo, para darle una tierra para él y su descendencia, pero tenía que creerle a Dios, dejar su tierra, dejar su parentela y salir confiados en Dios (Génesis 12:1-4)

 

  • Dios sigue llamando a hombres y mujeres para bendecirlos con la salvación y la vida eterna, para bendecirlos con una morada eterna en su presencia, su voz sigue llamándonos, pero no tenemos que endurecer nuestro corazón sino tener la fe de Abraham (Hebreos 4:7)

 

  • Muchas personas escuchan el llamado de Dios, él les está llamando a dejar su estilo de vida, a dejar su vida de pecado, a dejar su vida de condenación pero no quieren aceptar el llamado de salvación del Señor a su corazón (Apocalipsis 3:20)

 

  • Igualmente hay muchos cristianos que tienen el llamado de Dios para servirle, para trabajar en su obra, para predicar la palabra, pero no tienen la fe de Abraham de obedecer sin cuestionar, de obedecer sin poner excusas (Romanos 11:29)

 

  • El llamado de Dios es irrevocable, es decir no puede ser anulado, nunca queda sin efecto, es inapelable, no admite excusa, es decir que nuestra desobediencia, nuestra rebeldía nunca lo dejara sin efecto, somos llamados y tenemos que obedecer como Abraham.

 

  • Tenemos que saber que Dios nos ha salvado y nos ha llamado con un propósito santo de bendición, (2 Timoteo 1:9)

 

 

ESTUDIO BIBLICO GRANDES HEROES DE LA FE DEL ANTIGUO TESTAMENTO: ABRAHAM.

Posted on Actualizado enn


ESTUDIO BIBLICO LOS GRANDES HEROES DE LA FE DEL ANTIGUO TESTAMENTO I PARTE: ABRAHAM

TEXTO: HEBREOS 11:8-19

INTRODUCCION

Esta noche comenzamos a estudiar a esos hombres que por su fe en Dios mostrada en su confianza, en su obediencia, en su dependencia,  podemos llamarlos héroes de la fe.

Hoy estudiaremos la vida del hombre que se le conoce como el padre de la fe, su nombre es Abraham, de su vida aprenderemos mucho sobre lo que significa tener fe en Dios y vivir según esa fe.

VEAMOS PRIMERAMENTE LOS ORIGENES DE ABRAHAM (Génesis 11:27-32)

  • Vivió hace más de 4500 años, 2500 años antes de Cristo, 350 años aproximadamente después del diluvio.

 

  • Vivía junto con sus padres en Ur de los caldeos, es decir en Mesopotamia actual Irak, los caldeos eran descendientes de Sem que vivían cerca de los ríos Tigris y Éufrates.

 

  • Era hijo de Tare y hermano de Harán y Nacor.

 

  • Su vida era como todos los que habitaban en esas tierra, politeísta, servían a dioses extraños (Josué 24:2)

 

  • Pero cambio su vida a una fe monoteísta al tener un encuentro con el verdadero Dios (Josué 24:3)

PRIMERA LECCION DE FE EN LA VIDA DE ABRAHAM: Podemos ver que lo determinante en la vida de una persona no ni de dónde eres, ni donde estas ahora, ni que has hecho, sino a donde Dios te puede llevar si confías en el, nuestro Dios convirtió por su misericordia a un hombre idolatra en su amigo (Isaías 41:8) Cada uno de nosotros debemos confiar que Dios tiene poder para hacer lo mismo con nuestra vida.

AHORA VEAMOS LAS PRUEBAS DE LA FE DE ABRAHAM

La vida de Abraham está llena de pruebas de fe, es decir de acciones que demuestran su completa confianza en Dios

  1. PRIMERA PRUEBA DE FE: DEJARLO TODO PARA OBEDECER EL LLAMADO DE DIOS (HEBREOS 11:8)

Abraham viva junto con su esposa y su sobrino y sus siervos en la tierra de Harán (Génesis 11:31-32) este es un lugar que está ubicado en el actual  Turquía y Siria, era un lugar considerado como santuario por ser el lugar principal de adoración al dios Sin o dios de la luna.

El Señor le dio a Abraham solamente dos cosas: Un mandato y una promesa (Génesis 12:1-4) y eso fue suficiente para Abraham para obedecer, para salir de su tierra, de su parentela, y dirigirse a un lugar que él no conocía, sin preguntar ¿Por qué? Sin preguntar ¿Dónde? Abraham solamente obedeció confiando en la promesa del Señor.

APLICACIÓN A NUESTRA VIDA: Cuantos de nosotros hemos recibido un llamado de Dios al igual que Abraham pero no hemos querido obedecer, queremos seguir ahí donde donde Dios no quiere que estemos, queremos seguir en nuestra comodidad, no queremos obedecer por temor a pesar que nosotros no tenemos una promesa como Abraham sino miles de promesas en la palabra de Dios.

 

  1. SEGUNDA PRUEBA DE FE: CONFIAR EN LA PROMESA QUE DIOS LE DARIA UN HIJO A PESAR DE SU EDAD Y LA DE SU ESPOSA (Génesis 15:1-6)

Abraham tenía aproximadamente 75 años cuando recibió la promesa de Dios de que sería padre de un hijo con su esposa Sarai la cual era estéril y de 65 años.

El Señor le mostro las estrellas y le dijo que así como las estrellas seria su descendencia y Dios no solamente le dio una promesa sino que hizo con el un pacto incondicional (Génesis 15:8-18) no pactaron Abraham y Dios, sino que Dios hizo que Abraham se durmiera para que el pacto fuera solamente de Dios con Abraham.

Pero cuando Abraham tenía 86 años su fe y la fe de su esposa flaquearon y cometieron el error de querer cumplir los propósitos de Dios en su tiempo y a su manera, pues al ver que habían pasado 10 años de la promesa Sara le dio a Abraham a su sierva Agar, que a pesar que era una costumbre aceptada en esa época, pero en vedad significaba desconfiar de la promesa de Dios (Génesis 16:1-4)

A pesar de fallar en confiar completamente en la promesa de Dios, a pesar de haber tenido un hijo fuera de la promesa Dios no olvido su pacto con Abraham.

El Señor volvió otra vez a darle la promesa de un hijo cuando Abraham tenia noventa y nueve años de edad (Génesis 18:10-14)

Pero porque pudieron creer Abraham y Sara en la promesa de Dios a pesar de su edad? La respuesta nos la da Hebreos 11:11 : PORQUE CREYO QUE ERA FIEL EL QUE LO HABIA PROMETIDO.

APLICACIÓN PARA NUESTRA VIDA: Al igual que Abraham nosotros debemos confiar siempre en Dios y su palabra, sus promesas, aunque nuestras condiciones nos digan lo contrario, aunque las circunstancias estén en nuestra contra, debemos recordar lo que el Señor le dijo a Sara (Génesis 18:14)

  • CUARTA PRUEBA DE FE: OFRECER A ISAAC, EL HIJO DE LA PROMESA, EN SACRIFICIO A DIOS (GENESIS 22:1-5)

Literalmente la palabra nos dice que Dios probó a Abraham, pidiendo que ofreciera a su hijo en holocausto.

Esto significa que no tenía solamente que matarlo, sino que tenía que quemarlo completamente

HOLACAUSTO: Antiguo sacrificio religioso, especialmente entre los judíos, en que se quemaba la víctima completamente.

Podemos ver la fe de Abraham hablando palabras de fe (vs 5) él dijo adoraremos y volveremos, él tenía fe en la promesa de Dios, ese hijo tenía una promesa, ese hijo tenía un propósito y se cumpliría aunque pareciera que estaba condenado a morir.

En el último momento Dios se manifestó (vs 9-12)

El confiaba que Dios era poderoso para levantar a su hijo de la muerte para hacer realidad su promesa (Hebreos 11:17-19)

APLICACIÓN PARA NUESTRA VIDA: Al igual que Abraham tenemos que aprender a hablar en fe, a llamar las cosas que no son como si fuesen (Romanos 4:16-17)

Podemos aplicarlo a nuestros hijos, a nuestra familia, a nuestro matrimonio, aunque parezca condenado a la muerte, al fracaso, debemos de confiar como Abraham hasta el último momento.