SERAN TIERRA DESEABLE

Y SERÁN TIERRA DESEABLE DICE JEHOVA

Posted on Actualizado enn

TEMA: Y SERÁN TIERRA DESEABLE DICE JEHOVA

TEXTO: MALAQUIAS 3:12

INTRODUCCION

En la escuela se nos enseña que existen distintos tipos de tierra: caliza, arenosa, arcillosa, humus, etc  y cada una de ellas tienen características especiales para los distintos tipos de cultivos.

Igualmente en la palabra de Dios vemos que a las personas nos compara con distintos tipos de tierra, y se nos dice que nuestra vida puede ser como tierra de junto al camino, tierra llena de espinos, tierra árida y estéril, o buena tierra, pero en el libro del profeta Malaquías la palabra de Dios nos dice que su pueblo puede llegar a ser como tierra deseable y por eso será llamado bienaventurado.

Muchos cristianos son buena tierra, donde la semilla de Dios está fructificando pero el Señor también quiere que seamos tierra deseable para el mundo, que las personas puedan ver en nuestra vida las bendiciones, la prosperidad, la protección, de Dios sobre nosotros y sobre nuestra familia.

¿Qué significa ser tierra deseable, como podemos saber que nuestra vida es tierra deseable? Cuando nuestra vida refleja lo que expresa el Salmo 123:2-3, cuando las personas de las naciones, es decir los inconversos, reconozcan que grandes cosas ha hecho Dios con nosotros.

Sera que nuestra vida actualmente es tierra deseable entre las naciones, será que nuestra familia es tierra deseable en nuestro vecindario o para nuestros familiares, será que las personas que nos conocen quisieran ser como nosotros y vivir como vivimos, quisieran ellos que sus familias sean como la nuestra?

Si no es así entonces, ¿Cómo podemos ser nosotros tierra deseable? Para responder a esta pregunta tenemos que volver al  contexto del versículo con el cual comenzamos esta noche Malaquías 3:12, podemos ver que ese versículo en su contexto está relacionado con un versículo que nos habla de sembrar, de dar, de ser dadivosos con Dios (Malaquías 3:10)

Estos versículos nos hablan de darle a Dios los diezmos y en consecuencia de esto el reprendería por nosotros al devorador y las naciones nos llamarían bienaventurados porque seremos tierra deseable, es decir que de estos textos podemos extraer un principio espiritual muy importante: PARA SER TIERRA DESEABLE TENEMOS QUE SEMBRAR, TENEMOS QUE DARLE A DIOS.

Porque la vida de muchos de nosotros no es como tierra deseable? Porque no estamos sembrando, porque no estamos dándole a Dios lo que le corresponde, queremos recibir pero no queremos dar, queremos cosechar pero no queremos sembrar.

¿QUE TENEMOS QUE DAR PARA SER TIERRA DESEABLE?

  1. NUESTRA ECONOMIA (MALAQUIAS 3:10)

 

  • En este versículo el Señor nos reta a ponerlo a prueba, nos motiva a creerle y probar en fe sus palabras, para que nos demos cuenta que darle a Dios de nuestras finanzas nunca es perder, no es gastar, sino invertir para bendición de nuestra vida.

 

  • Nuestros diezmos y ofrendas no reflejan cuantos son nuestros ingresos, reflejan lo que hay en nuestro corazón para con Dios, pues muchas veces damos con tristeza, con enojo, para el Reino de Dios, pero damos con alegría para las cosas del mundo (2 Corintios 9:7)

 

  • Tenemos que comprender una verdad muy importante: NO NOS DUELE DAR A LAS PERSONAS QUE AMAMOS, cuando amamos damos, por eso no nos molesta darle a nuestros hijos, a nuestra pareja, si nos molesta darle a Dios, ¿Qué significa? La respuesta la tenemos cada uno de nosotros.

 

  1. NUESTRO TIEMPO (SALMO 112:2)

 

  • Cuanto queremos las grandes obras del Señor en nuestra vida y en nuestra familia, su prosperidad, sus milagros y maravillas, pero lastimosamente siempre decimos no tener tiempo para las cosas de Dios.

 

  • El versículo es muy claro, las grandes obras de Jehová las buscan los que las quieren, si no quiero darle mi tiempo a Dios también estamos menospreciando sus maravillas y sus milagros.

 

  • Muchas veces decimos no tener tiempo para congregarnos por nuestros horarios laborales o de estudios, pero tampoco leemos la palabra de Dios en casa, ni tampoco oramos.

 

  • Cuando le damos de nuestro tiempo a Dios como una prioridad podemos estar seguros que él se encargara de darnos lo que necesitamos y nada nos faltara (Mateo 6:31-33)

 

  • NUESTRO SERVICIO (HEBREOS 6:10)

 

  • Como lo dice el versículo, Dios no es injusto para olvidar el trabajo y el servicio que hacemos para él, es decir que todo lo que hacemos para él y por su iglesia, es una inversión de bendición para nuestra vida.

 

  • Dios no es injusto para olvidar, pero ¿Qué cosas recordara Dios de lo que hemos hecho si no hacemos nada?

 

  • Nada de lo que hacemos para el Señor y para su iglesia queda sin recompensa, (Mateo 10:42)

 

  • Tenemos que ser sabios y ponernos a servir, pongámonos a trabajar para la obra del reino de Dios, no solo te pongas en la fila de los que piden, sino en la fila de los obreros, porque el obrero recibe salario de parte de Dios (1 Timoteo 5:18)

 

Finalmente, solo tenemos que comprender que hay algo que no nos permite ser tierra deseable (Salmo 106:24) Nuestra falta de fe en su palabra, no creer lo que Dios nos ha dicho esta mañana por medio de su palabra.

Tengamos fe en su palabra y seremos tierra deseable para gloria de nuestro Dios.

Anuncios